Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/10/21 00:00

Siete colosos

Estos son algunos de los proyectos arquitectónicos y de ingeniería más asombrosos que se han planeado en los últimos años.

Las Palmeras Ubicación: Dubai. Costo: 4.500 millones de dólares. Dimensiones: la menor es de cinco kilómetros cuadrados y la mayor de ocho. Tiempo de construcción: cada isla de seis a siete años

Los seres humanos siempre han sentido una fascinación por construir obras de gran envergadura. Y por lo general, quienes están en posibilidades de hacerlo son aquellos que cuentan con el poder para lograrlo. Algunos lo hacen por egocentrismo, como las pirámides de Egipto, construidas para servir de morada eterna de los faraones. Otros, para rendir homenaje a un dios, como el Coloso de Rodas, una gigantesca estatua del dios Helios que se erigió en esta isla griega y que fue considerada una de las Siete Maravillas del Mundo antiguo. También las hay por causas más nobles, como el Taj Mahal, un mausoleo construido por el emperador Sha Jahan para mostrar cuán grande era el amor que le profesaba a Mumtaz Mahal, su esposa favorita. Y por necesidad, como el acueducto romano.

Los avances tecnológicos han permitido diseños que hace unos años eran impensables. SEMANA escogió las siete obras más importantes en el mundo que darán de qué hablar en las generaciones futuras.

1. Palmas para Dubai

La línea costera del Golfo Pérsico cambió de apariencia a partir de este año. Vista desde un satélite, en esta parte del planeta se aprecia la silueta de un árbol gigante de dátiles que flota sobre el océano. Se trata de la palmera Jumeirah, la primera de tres islas con esta forma, que hace parte de un proyecto turístico en Dubai, uno de los emiratos árabes. En ellas se establecerán 60 hoteles de lujo, 4.000 villas residenciales, 5.000 apartamentos y restaurantes, tiendas, escenarios deportivos y muelles. Son penínsulas artificiales construidas con arena del Golfo Pérsico, aprovechando la poca profundidad y la amplia capa continental de la costa de Dubai. Fue necesario contar con barcos dotados de sistemas GPS que pusieran el relleno en el sitio correcto. Para asegurar que las islas no tengan cambios con las mareas ni las tormentas, ingenieros holandeses tuvieron que diseñar canales y estructuras especiales que permiten la libre circulación del agua.

2. El mayor rascacielos

En Emiratos Árabes Unidos se construye actualmente el que será el rascacielos más alto del mundo. Ya pasaron los tiempos del Empire State en Nueva York, de las Petronas en Kuala Lumpur o la Torre CN de Toronto. El turno le llegó a la ciudad de Dubai, que se prepara para alojar a la Torre Burj, una estructura de la que no se conoce a ciencia cierta su altura, pero que al parecer alcanzará los 200 pisos y superará en cerca de 300 metros al Taipei 101, el hasta ahora edificio más alto. No se conocen los datos exactos, ya que los constructores no los han revelado por miedo a la competencia. Lo que sí se sabe es que habrá un hotel en los primeros 37 pisos, unos 700 apartamentos, oficinas, un mirador en el piso 123 y un observatorio en el 124. Este complejo turístico y residencial es una más de las monumentales obras financiadas por los petrodólares y que tienen como objetivo atraer a miles de turistas al multimillonario emirato.

3. Nido olímpico

Los Juegos Olímpicos de 2008 serán la oportunidad perfecta para que los chinos hagan alarde del crecimiento económico que ha vivido el país en los últimos años. El Estadio Olímpico de Beijing, en donde se celebrarán la inauguración y la clausura del evento, promete ser una joya arquitectónica digna de ser mostrada. El diseño está conformado por una maraña de más de 35 kilómetros de bandas de acero y hormigón que asemejan a un nido de pájaro gigante. Los huecos serán llenados con un material plástico traslúcido que permitirá la ventilación natural. Tendrá tres niveles de gradas a los cuales se llegará atravesando pasillos llenos de restaurantes, tiendas y cafés. Esta sofisticada estructura albergará competiciones de atletismo y fútbol, y tendrá el techo móvil más grande del mundo. Su construcción está a cargo de la misma firma que sorprendió durante el Mundial de Fútbol con el estadio Allianz Arena de Munich.

4 La nueva gran muralla china

Ni el Banco Mundial, ni los ecologistas, ni los arqueólogos lograron detener la construcción de la que es considerada la obra hidráulica más grande del mundo: La presa de las Tres Gargantas, en China. Está situada sobre el río Yangtzé y bañará las gargantas de Qutang, Wu y Xiling, formando un gigantesco embalse. La presa, que ha consumido gran parte de la producción mundial de acero e hizo que su precio se duplicara en el mercado internacional, está conformada por un muro principal de más de dos kilómetros y tiene una esclusa que permitirá el paso de barcos de hasta 10.000 toneladas de peso. Sus funciones serán regular las aguas del Yangtzé, el tercer río más largo del mundo, que durante miles de años ha inundado los territorios aledaños, así como aprovechar la navegación. Además, contará con 26 turbinas generadoras de energía que producirán 84.000 millones de KW hora al año, energía eléctrica necesaria para mantener la creciente economía china. Para la construcción, los ingenieros tuvieron que cortar el flujo del río durante cuatro años (de 2002 a 2006) con una presa temporal. Además, el gobierno comunista ha recibido fuertes críticas por supuesta corrupción en el manejo de los fondos y por el impacto ecológico. Los cambios sobre el medio ambiente afectarán varias especies, algunas en vía de extinción como el esturión y el delfín chino, y modificarán el ecosistema de la región. Muchos tesoros arqueológicos quedarán bajo las aguas, aunque el gobierno corre contra el reloj para recuperar lo que pueda. Casi dos millones de personas que vivían en poblaciones y ciudades que serán inundadas tuvieron que ser reubicadas, y más de 100 obreros han muerto en 13 años.

5.El viaducto más alto

El valle del río Tarn, en las montañas del macizo central francés, es un paso obligado de los parisienses que viajan por carro al Mediterráneo, y viceversa. Desde 2005, este recorrido se acortó gracias a la inauguración del viaducto Millau, cuyo pilar central mide 300 metros, más que la torre Eiffel, lo cual lo convierte en el más alto del mundo. El puente fue diseñado por el arquitecto británico Lord Norman Foster, quien tenía en mente hacer una estructura que realzara el paisaje, logró su objetivo al dar la sensación de botes navegando en medio de la niebla que usualmente cubre el valle. Para construirlo, los ingenieros debieron desarrollar nuevas técnicas. Los puentes colgantes convencionales se hacen por secciones que luego se colocan en posición por medio de grúas. En este caso, primero se construyeron las bases y luego, desde ambos extremos, se agregaron progresivamente las secciones horizontales. El día en que las dos partes se encontraron, los operarios se dieron la mano en la mitad del viaducto.

6 Libertad por lo alto

En 2010, en el sitio en donde quedaron las cenizas de las Torres Gemelas, se erigirá uno de los edificios más altos del mundo: la torre Libertad. El diseño correrá por cuenta del arquitecto Daniel Libeskind. Tendrá una altura de 1.776 pies, en homenaje al año de independencia de Estados Unidos (592 metros). Esto se traduce en 70 pisos y una aguja de 276 pies. El edificio contará con una turbina de viento que proveerá la energía a todos los pisos. Será una estructura en vidrio y acero, más alta que las Torres Gemelas. Su base es un cubo, pero a medida que aumenta su altura, el edificio se transforma en un triángulo isósceles. En los pisos más altos se diseñará un jardín colgante que podrá ser visitado por los turistas.

7 El gran túnel subterráneo

Se dice que el Big dig o gran excavación es la mayor obra de ingeniería urbana de la historia moderna. Se trata de la autopista principal de Boston, que se planeó hace tres décadas y se construyó en los últimos 15 años. Hoy está en un 98 por ciento y varias secciones ya están en uso. Su función principal es la de reemplazar la deteriorada autopista elevada. Ante una ciudad completamente atestada en la superficie, la única opción que tuvieron los ingenieros fue pensar en canales subterráneos. Pero construir una autopista de 10 carriles a 36 metros de profundidad presenta muchos obstáculos. Por ejemplo, los constructores tuvieron que excavar más de 14 millones de metros cúbicos de suelo, utilizar 3,8 millones de metros cúbicos de hormigón y congelar artificialmente grandes porciones de tierra para introducir secciones del túnel sin provocar derrumbes o el colapso de grandes edificios en la superficie. La dificultad de la construcción llevó a que el presupuesto inicial se quintuplicara. Sin embargo, eso poco parece importar, ya que gracias al proyecto, Boston está en la lista de las ciudades más modernas del mundo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.