Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2016 7:15:00 PM

Por qué no debería existir sífilis congénita en Colombia

Esta enfermedad, transmitida de la madre al feto o al recién nacido, podría evitarse pero en Colombia aún sucede y es considerada un problema de salud pública.

En Colombia hay más de 16.500 recién nacidos con sífilis congénita, enfermedad que es transmitida por la madre a través de la sangre o al momento del parto. Casi la mitad de los fetos que están infectados mueren poco antes o después del nacimiento y lo que preocupa es que, aunque es fácilmente prevenible y tratable, la sífilis está en alza. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año hay 12 millones de nuevos casos en el mundo.

En el reciente foro de Así Vamos en Salud, donde se dio a conocer el índice de salud del país, su director Augusto Galán aseguró que esta enfermedad no debería presentar tasas en el país “si casi la totalidad de los partos se atienden en hospitales”. Es que reducir considerablemente las cifras de sífilis congénita es sencillo: a través de controles prenatales que conduzcan a un tratamiento oportuno.

Puede leer: El preocupante aumento de los casos de sífilis en EE. UU.

La sífilis es una infección de transmisión sexual producida por un microorganismo llamado Tripanosoma Pallidum. Tiene tres maneras de transmisión, explica el médico Diego Sánchez, "por contacto sexual, por una transfusión de sangre o contacto con fluidos de una persona infectada y de manera vertical, es decir, cuando una mujer embarazada está infectada y el microorganismo atraviesa la placenta e infecta al feto". Esta se puede curar por medio de antibióticos como la penicilina, que están incluidos en el Plan Obligatorio de Salud y que no son costosos. La manera de prevenirla también es muy sencilla: a través del uso de preservativo durante las relaciones sexuales y para diagnosticarla solo basta realizar una prueba serológica,  a través de una muestra de sangre.

En adultos es una enfermedad de fácil manejo, pero es diferente cuando la infección pasa a un bebé en gestación ya que puede causar que nazca con bajo peso y otros problemas de salud complicados como sordera, convulsiones y mayor probabilidad de muerte perinatal, que puede comprender un periodo entre la semana 28 del embarazo, hasta los siete días después del parto. Según datos de la OMS, se estima que la cifra de embarazos afectados es de dos millones cada año y de esos, hasta un 25 por ciento termina con la muerte del feto o en aborto espontáneo.

Los controles prenatales son la clave para que la sífilis congénita deje de ser un problema de salud pública. En Colombia, las autoridades sanitarias indican que a todas las embarazadas se les debe realizar dos pruebas de detección de sífilis: una durante su primer control en el primer trimestre y si está la infección darle tratamiento inmediato. Y otro análisis al momento del parto, que de resultar positivo obligaría a empezar un tratamiento urgente para el lactante y sus padres. "Cuando una mujer es diagnosticada con la enfermedad debe iniciar un manejo con Penicilina Benzatínica y realizarse un seguimiento para determinar que la enfermedad ya fue tratada y de esta manera continuar de una manera segura el embarazo", explica Sánchez.

Con el fin de administrar un tratamiento inmediato existen unas pruebas diagnósticas rápidas de la sífilis. Estas son conocidas como pruebas no treponémicas, algunas como la RRP y VDRL, y arrojan resultados entre 10 a 30 minutos después de la toma de la muestra.

A pesar de las facilidades para erradicar la enfermedad se sabe que los datos siguen creciendo. Lejos de la meta del gobierno de que la incidencia de la sífilis congénita sea de 0,5 casos por 1000 nacidos vivos, actualmente es 63 por cada 100.000, según datos de Así Vamos en Salud. "El problema tiene su origen en la falta de políticas públicas enfocadas en prevenir las ETS, una vida sexual responsable, el uso de preservativo y evitar la promiscuidad", asegura Sánchez y añade que en el país "el número de mujeres que asisten a una consulta preconcepcional es muy bajo, sumado al alto número de casos de embarazos no deseados y la baja tasa de gestantes que asisten a los controles prenatales", problemas que no permiten diagnosticar la enfermedad a tiempo.

Muchas personas pueden tener sífilis sin saberlo. Esta infección se divide en tres fases: una primaria en la que aparece una llaga, por lo general indolora, y puede durar de dos a seis semanas. Se debe tratar lo más pronto posible para que la enfermedad no avance a la fase secundaria, en la cual las erupciones se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo, pero, al igual que en la primera fase, sus síntomas desaparecerán y si no se interviene, puede permanecer latente y avanzar al estadío terciario. Este último se manifiesta varios años después de adquirida la infección, puede afectar toda la piel, el corazón o el cerebro e incluso conducir a la muerte.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.