Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/11/06 00:00

Silencio, estoy comiendo

La vista, el gusto y el olfato desempeñan un papel crucial en el sabor de la comida, pero poco se sabe del rol del sentido del oído.

Silencio, estoy comiendo

La vista, el gusto y el olfato desempeñan un papel crucial en el sabor de la comida, pero poco se sabe del rol del sentido del oído. Andy Woods, un científico de Unilever en Londres, reclutó a 48 estudiantes de la Universidad de Manchester para averiguarlo. Los participantes consumieron diferentes tipos de comida mientras escuchaban un ‘ruido blanco’ (como el del televisor análogo cuando no está sintonizado) o un sonido suave. Cada persona debía describir si la comida era dulce, salada o agradable. Woods encontró que la comida tenía menos sabor en las condiciones ruidosas, y por lo tanto demostró por primera vez que el ruido del ambiente afecta la manera en que se disfruta la comida. Aunque esa no era la intención, muchos han comprendido ahora por qué la comida en los aviones resulta insípida.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.