Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2015/11/28 06:56

Cómo identificar el dolor de espalda inflamatorio

Existen muchos tipos de dolor de espalda, cada uno de los cuales suele necesitar diferente tratamiento. Conozca los síntomas y evalúe su tipo de dolor.

La mayoría de los casos de dolor de espalda inflamatorio se deben a determinadas enfermedades autoinmunes. Foto: noledeslaespalda.com

Se calcula que una de cada cinco personas tiene un dolor lumbar de al menos tres meses de duración, es decir, que se podría consider crónico. Aunque en la mayoría de los casos se trata de un dolor mecánico,
aproximadamente una de cada 20 personas con dolor de espalda crónico tiene una causa inflamatoria.

El dolor de espalda inflamatorio se distingue de otros tipos de dolor por tener las siguientes características:

- Aparece en edades jóvenes, habitualmente antes de los 40 años.
- El dolor tiene un comienzo gradual.
- Los síntomas del dolor de espalda inflamatorio mejoran con la actividad / ejercicio.
- El dolor no mejora con el reposo.
- Dolor nocturno que suele hacer que se despierte en la segunda mitad de la noche, obligándole a levantarse.
- Rigidez matutina al levantarse por la mañana.
- Dolor de más de tres meses de duración.
- Dolor alternante en las nalgas.

Las enfermedades causantes de dolor de espalda inflamatorio afectan de manera importante la vida de quienes las padecen. Actividades cotidianas como trabajar, hacer deporte o incluso dormir, pasan a ser difíciles o en algunos casos imposibles de realizar.

La página web noledeslaespalda.com ha hecho un esfuerzo por contribuir a informar y a prevenir a las personas que padecen el dolor de origen inflamatorio.

Es importante conocer lo antes posible qué tipo de dolor está padeciendo, para así poder manejarlo de manera correcta, pues en ocasiones pensar que el dolor desaparecerá con el tiempo puede retrasar un diagnóstico correcto y dificultar su tratamiento.

Ingrese aquí y responda las siguientes preguntas, formuladas especialistas, para identificar si usted padece este tipo de dolencia.

Recomendaciones

En términos generales el sobreuso y la sobrecarga afectan negativamente a la columna vertebral. En este sentido, algunas normas básicas pueden ayudar a proteger la  espalda para evitar el dolor:

- La cama debe ser alta, con colchón firme y almohada de altura media-baja.
- A la hora de levantarse, para evitar el dolor de espalda, debe inclinar las rodillas y levantarse desde una posición de cuclillas.
- Si se trata de mover algo pesado, empuje desde atrás del objeto para que el cuerpo y el movimiento vayan en la misma dirección. Hay que asegurarse que la espalda esté lo más derecha posible y que el objeto que se levanta sea agarrado lo más cerca posible del cuerpo.
- Para viajes en carro o al estar en el trabajo, procure no permanecer sentado mucho tiempo en la misma posición. Hacer pausas regulares para estirarse.
- Cuando maneje carro en largas distancias procure sentarse derecho durante todo el recorrido y tomar descansos regulares para estirarse. También es recomendable poner una almohada o toalla detrás de la espalda para un apoyo extra.
- Si debe permanecer sentado por extensos períodos de tiempo, conviene conseguir una silla con apoyo para la parte baja de la espalda, que la mantenga derecha. Si necesita girar hacia alguien, trata de voltear el cuerpo entero en vez de sólo girar la cabeza.
- Usar zapatos con buena amortiguación de suela, blandos, de altura media y con cámara de aire. Evitar suelas finas y también tacones altos.

Aunque no es un remedio, las patologías asociadas con el dolor de espalda inflamatorio pueden mejorar con ejercicio regular. Algunos tipos de ejercicios pueden ser mejores que otros. Es por eso aconsejable hablar con su médico para saber cuáles son los más apropiados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.