Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/18/2016 6:27:00 PM

¿Por qué es tan terrible el cáncer de pulmón?

Esta enfermedad que provoca cerca de 1.6 millones de muertes en el mundo cada año. Una de las causas de su letalidad es que no se diagnostica de manera temprana.

El cáncer de pulmón es uno de los más comunes del mundo. Existen varios tipos de este carcinoma, pero los principales son dos: el cáncer pulmonar de pequeñas células, que representa cerca del 15% de los casos y el cáncer de pulmón de célula no pequeña (CPCNP), que es el más común y afecta a cerca del 85% de los pacientes.

Ese CPCNP tiene a su vez tres subdivisiones importantes. “El primero es el escamocelular, que se relacionó siempre con el hábito de fumar. Otro es el adenocarcinoma, que es el de mayor dinámica y más común. Y, el carcinoma neuroendocrino de células grandes, que tiene un componente hormonal”, explica el cirujano experto en temas de tórax y pulmón, Álvaro Casalla.

Le recomendamos: La mayor causa del cáncer de pulmón

Algunos de los síntomas que pueden avisar de la presencia de alguno de estos tumores en los pulmones pueden ser fiebre alta, dificultad para respirar, tos con sangre, un estado anémico, delgadez, dolor muscular y respiración acelerada. Sin embargo, “hablando de cáncer de pulmón, a un paciente lo mejor que le puede pasar es que no aparezcan síntomas, porque esto quiere decir que la enfermedad está en un estado avanzado”, asegura Casallas.

Encontrar la enfermedad antes de que se manifiesten esas señales se ha convertido en el gran reto de los especialistas. Precisamente, el diagnóstico es una de las materias en las que más se ha avanzado en la lucha de esta patología. En la actualidad, los especialistas cuentan con diferentes opciones de muestreo del cáncer pulmonar como las tomografías, las resonancias y los ultrasonidos que cada vez funcionan con tecnología más sofisticada.

Pero, también vale la pena recordar que existe un estado preinvasivo, en donde hay anormalidades que aún no son cáncer, pero están a la puerta de convertirse. Lo mejor sería encontrar a los pacientes en esta situación. “A veces estas lesiones preinvasivas pueden ser sintomáticas, pero en general no sucede. Otras veces se encuentra una mancha en el pulmón o pueden aparecer nódulos con ciertas características, que pueden tener cierta probabilidad de ser malignos”, explica Casallas. El paso siguiente tras descubrir estas lesiones es realizar una endoscopia para confirmar la irregularidad y en seguida “hay dos alternativas: se mantiene una observación estricta de la condición o la cirugía para sacar esas irregularidades”.

Le puede interesar: Presentarán vacuna contra el cáncer de pulmón en Medellín

Aún así, en la mayoría de los casos esto no sucede porque se llega al diagnóstico tarde. En ese sentido, cuando se descubre el cáncer lo que se debe hacer primero, explica el especialista, “es analizar el estado y la extensión de la lesión para poderla clasificar y dar el tratamiento adecuado”.  En estadíos primarios, (1 y 2 prematuro) la primera opción es la cirugía para extraer el tumor. En fases más avanzadas, suele usarse la quimioterapia y radioterapia. Y en fases terminales, una buena opción es la novedosa inmunoterapia o las terapias objetivo, que tienen una labor de paliación y de dar la mejor calidad de vida posible a los pacientes.

En todo esto no hay que olvidar que el hábito de fumar es el factor responsable de que la mayoría de los tumores en los pulmones se desarrollen. “De 100 pacientes con cáncer de pulmón, el 80% tienen exposición al tabaco. De esos fumadores, 1 de cada 5 desarrollan este cáncer”, explica Casalla. Otro factor de riesgo importante es la exposición a sustancias químicas y agentes cancerígenos en el área de trabajo tales como asbesto, benceno o arsénico.

Sugerimos: A los no fumadores también les da cáncer de pulmón

La contaminación ambiental y factores genéticos también pueden favorecer la aparición de esta enfermedad. “Es importante llamar a la prevención. Insistir en la importancia de que las personas no fumen. Pero, además, se necesitan de políticas públicas que favorezcan el medio ambiente, para que se genere menos polución y que en los trabajos que son un factor de riesgo para desarrollar esta enfermedad, se tomen las medidas de seguridad necesarias”, concluye el cirujano.

En Colombia mueren unos 2.357 hombres y 1.497 mujeres por este tipo de cáncer, que es prevenible dejando el cigarrillo de lado y llevando una estilos de vida saludables, que pueden ser factores protectores frente a un tumor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.