Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/9/1996 12:00:00 AM

SOLO PARA SOLOS

Cada vez es mayor el número de colombianos que se le mide a viajar de vacaciones sin compañía.

Viajar ha sido siempre una aventura compartida en pareja, en grupo o en familia. Hasta hace apenas unos años los únicos solitarios que se embarcaban en un avión eran los ejecutivos en plan de negocios y las pocas personasque se lanzaban a emprender un viaje solas eran vistas como una especie exótica, que no tenían más remedio que recurrir a los tours para sacudirse del aburrimiento. Sin embargo en los últimos 20 años el número de personas que viven solas se ha triplicado. La razón para ello es que hoy la gente se casa más tarde y se separa más temprano. Por cuenta del matrimonio tardío la población de adultos solteros es mayor que nunca antes. Y, por cuenta del divorcio, millones de personas maduras regresan cada año al mundo de los solitarios, que se estima representan hoy el 10 por ciento de la población mundial. Esto ha hecho que, a las puertas del siglo XXI, los solos conformen un apreciable grupo de consumidores de todo tipo de bienes y servicios, desde productos alimenticios precocidos hasta apartaestudios o viajes.
Lo cierto es que el mundo de los solitarios, hasta hace unas décadas habitado casi exclusivamente por solteronas y viudos taciturnos, ha dado paso a un creciente grupo de solteros de todas las edades que tienen a su disposición tanto tiempo libre como cupo en sus tarjetas de crédito. Y es precisamente para estos clientes que las agencias de turismo están ofreciendo planes de viajes para todos los gustos y bolsillos. Unos los escogen como una forma de hacer nuevos amigos, otros porque piensan que en algún lugar del planeta encontrarán a su esperada media naranja, y algunos porque quieren pasar una temporada lejos de todo y de todos y disfrutar de su independencia en un ambiente diferente. Ya sean solteros por elección o por obligación, lo cierto es que los clientes de estos planes han decidido asumir el reto de "mejor solos que mal acompañados" y lanzarse a pasar vacaciones sin más compañía que su equipaje, con el secreto propósito de romper el ritual de los habituales programas de una sociedad concebida para las parejas en donde la tendencia es a ubicarles siempre un acompañante.
El viajero solitarioDurante varios meses Diego Zapata, un bogotano soltero de 33 años, estuvo planeando un viaje de un mes por las principales ciudades europeas con un grupo de amigos. Sin embargo, una semana antes de la salida, sus compañeros le dijeron que no podían viajar en esa fecha. Zapata se enfrentó a la decisión de quedarse y postergar el paseo o arriesgarse a hacerlo solo. Finalmente optó por seguir con sus planes, arregló maletas y se lanzó a la aventura de recorrer sin compañía el Viejo Continente. Cuando contó su decisión no faltaron los amigos y familiares que lo tildaran de loco. "No me arrepiento _dice Diego_. Confieso que al principio sentí cierto temor. Pero encontré gente que también viajaba sola y conseguí muy buenos compañeros de viaje". Según los operadores de turismo consultados, Diego no es un pasajero aislado sino uno más del creciente número que ahora salen de vacaciones sin compañía. "No cabe duda de que cada vez más colombianos asumen el reto de viajar solos", dice Victoria Molina, gerente de ventas de la cadena Superclubs en Colombia. Es por eso que cada vez más las agencias de viajes ofrecen planes para personas solas. Olga Sarasti, de la Organización Académica Internacional, que tiene programada una excursión de fin de año a las capitales imperiales de Europa, asegura que la acogida que ha tenido el programa es una muestra de que viajar puede ser también una experiencia enriquecedora para los solitarios. "Las vacaciones no son sólo una oportunidad de conocer lugares diferentes y vivir nuevas experiencias sino también una buena manera de conocer gente", dice.
Pero si las agencias de viajes han encontrado un gran potencial de clientes en este tipo de planes, quienes han vivido esa experiencia aseguran que _aunque el ideal es viajar con buena compañía_, pasear solo también tiene sus ventajas. "Me gusta porque puedo decidir a dónde quiero ir y tengo más autonomía", dice Isaura Aragón, una joven que ha realizado varios viajes sola. "Uno siempre encuentra gente en el camino. Y, aunque no niego que arrancar es difícil, generalmente lloro es cuando tengo que regresar". Para Eleonora Tamayo, otra soltera que ha tomado varias vacaciones sin compañía, tanto en el país como en el exterior, asegura que "es una forma de encontrarse con uno mismo y al mismo tiempo es una oportunidad de conocer gente nueva". Por su parte Fernando Galán, representante en Colombia de Carnival Cruises, señala: "Lo más probable es que durante el viaje hagan más amigos de los que hubieran hecho en todo el año en su ciudad".

Solo y Cía. Ltda.Aunque en Europa y Norteamérica es común encontrar turistas solitarios disfrutando de los museos o los balnearios, en Colombia es una tendencia que apenas está empezando. Hasta el momento sólo un 5 por ciento de los viajeros colombianos buscan planes para personas solas, de acuerdo con Doris Rincón, de la agencia Mundial de Viajes, "la gente se está dando cuenta de que para viajar no es requisito indispensable ir acompañado". Pero aunque la cifra de viajeros es todavía pequeña ha sido lo suficientemente significativa como para abrir los ojos de las empresas de turismo hacia un segmento de la población que tenían olvidado.Hasta hace un tiempo la mayoría de las personas solas organizaban su viaje de forma individual a cualquier destino; en los últimos años han aumentado las ofertas de excursiones para solitarios e incluso algunos se han lanzado a ofrecer planes especiales para las fiestas de fin de año. Es el caso del plan 'Europa Oriental en fin de año', programa de la Organización Académica Internacional y la agencia Carlos Barbosa y Cía., que llevará a un grupo de 20 personas a las capitales imperiales _Viena, Budapest, Praga y Berlín_ del 20 de diciembre al 6 de enero. Este programa incluye trayectos en avión, hoteles de cinco estrellas, entradas a museos, teatros, castillos, espectáculos y eventos culturales en cada ciudad visitada, además de la cena de Navidad en Viena y fiesta de Año Nuevo en Berlín. Sin duda se trata de un programa ideal para quienes estarán solos en estas fechas, tradicionalmente familiares, y es quizás por eso que el plan ha tenido una gran acogida.
Son, sol y solos
Pero aunque entre los adultos solos el destino preferido es Europa, el de los jóvenes es el Caribe. Es posiblemente el paraíso de los solteros. Y al parecer en esto de viajar solos las mujeres son más lanzadas que los hombres. Según los entrevistados, la mayoría de los clientes de este tipo de planes son ejecutivas entre 25 y 35 años que desean conocer gente y que eligen, preferentemente, las islas del Caribe. De hecho, anualmente serealizan varias excursiones para solitarios con programas especiales de integración, algunos más lanzados que otros pero todos con el propósito de hacer amigos. "La gente pregunta mucho por este tipo de planes", dice Miguel Pinilla, de Viajes Chapinero, una de las agencias que lanzaron el programa 'Busque su pareja en San Andrés'. "Son excursiones para gente que quiere viajar sola y fomentar vínculos de amistad", afirma Janet Vargas, de Cóndor, otra empresa que ofrece un plan para solos y solas en el archipiélago colombiano.Uno de los planes más lanzados y conocidos es el del Hotel Hedonism II de Jamaica, pionero en atender a solos y solas y que cuenta con una playa nudista. Entre las actividades de integración organizadas por el hotel se incluye una rumba de pijama y un jacuzzi para 50 personas. "El exceso de trabajo y el escaso tiempo de que dispone la gente para divertirse en su ciudad hacen difícil que conozca más gente. Por eso, cuando una persona sola sale de vacaciones le parece interesante un plan donde va a encontrar otras personas en su misma condición", dice Victoria Molina, de la cadena Superclubs. "El 80 por ciento de los 700 colombianos que cada año va a este hotel viaja sin pareja, y aunque muchos son solteros también hay casados escapados que van en busca de aventuras amorosas".
La creciente demanda por este tipo de planes llevó a la cadena hotelera a establecer uno anual llamado 'Fiesta internacional de solteros' en Cuba. El programa, de una semana en Varadero, reúne solteros de todas partes del mundo y ofrece numerosas actividades de integración como concursos de baile, reinado de solteros, fiestas y miniolimpíadas. "El éxito ha sido tal que el viaje es en septiembre y la gente empieza a inscribirse desde febrero", dice Victoria Molina. "Este año fueron 125 pasajeros del país, la totalidad del cupo asignado para Colombia. Aunque no se garantiza que consigan pareja, sí que regresen con más lazos de amistad", dice la promotora.
En vista del éxito otros agentes han recurrido a los planes con salidas puntuales. Por primera vez en este año la naviera Royal Caribbean organizó _también en septiembre, el mes del amor y la amistad_ dos cruceros por el Caribe exclusivamente para solos. "Fueron 300 colombianos, solteros, viudos y separados, y muchos se quedaron porque no había más cupos", dice Carlos Mantilla, de Discover American, la firma representante en Colombia. El éxito fue tan contundente que la empresa va a institucionalizar el crucero anual. Así que quienes están viendo negras las próximas vacaciones por cuenta de su reciente separación o quienes aún no tienen con quién pasar el Año Nuevo, ya no tienen que recurrir a los familiares y amigos compasivos y solidarios que les ofrezcan refugio en estas fechas. Hoy existe una variedad de programas turísticos exclusivos para aquellos que han perdido o que aún buscan a su media naranja.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.