Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1996/06/10 00:00

SUEÑO FATAL

LOS CIENTIFICOS SEÑALABAN A LOS COLCHONES Y LAS ALMOHADAS BLANDAS COMO CULPABLES DE LA MUERTE DE NIÑOS EN LA CUNA

SUEÑO FATAL

Las causas de la muerte súbita en bebés, un síndrome más conocido por los expertos como la muerte de la cuna, han sido durante años materia de investigación. Aunque por un tiempo las razones que residían bajo estas muertes fueron un misterio, los estudios no tardaron en señalar como posibles sospechosos a cierto tipo de colchones y almohadas. Ahora los científicos han logrado añadir nueva evidencia para culparlos. Uno de los más recientes trabajos, divulgado la semana pasada después de que sus resultados fueran presentados a la sociedad de investigación pediátrica en Washington, puso en el banquillo de los acusados a los colchones y las almohadas de relleno suave.En el estudio, realizado por la Comisión de Seguridad de Productos al Consumidor en Estados Unidos, los investigadores encontraron que el 30 por ciento de los 206 niños menores de cuatro meses que habían muerto en la cuna y cuyas historias fueron revisadas en el trabajo, tenían las narices y bocas cubiertas por relleno suave de almohadas, edredones y sábanas.Lo que ocurre, según lograron establecer los especialistas, es que los bebés que duermen sobre sus estómagos en este tipo de colchones terminan respirando el mismo dióxido de carbono atrapado en el relleno en vez de recibir oxígeno.Estos resultados fueron tomados como la primera evidencia epidemiológica sobre el problema, aunque los médicos aún continúan buscando otras posibles causas. "Sabemos que este es sólo un factor, pero lo interesante es confirmar que algunos artículos de cama usados en Estados Unidos y en otras partes del mundo, como edredones y almohadas, están asociados con el aumento del riesgo de muerte", dijo N.J. Scheers, epidemióloga directora del proyecto.Solamente en Estados Unidos el síndrome es el causante de la muerte de 6.000 bebés cada año. Para contrarrestar el problema los médicos lideran una campaña mundial para que los padres acostumbren a dormir a sus niños sobre sus espaldas y no boca abajo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.