Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1992/01/06 00:00

SUFRE USTED AMNESIA SOCIAL?

Si a menudo le pasa que no tiene idea con quién está hablando, tranquilo, no esta solo...

SUFRE USTED AMNESIA SOCIAL?

LOS ENTENDIDOS aseguran que es el fenómeno opuesto al deja vú . Usted se encuentra con alguien que a su modo de ver es un completo desconocido pero que actúa como si usted fuera su entrañable amigote. Y por misy por más que haga esfuerzos por recordar su nombre, sudisco duro cerebral se revienta sin darle siquiera una luz. Y para completar el cuadro, los medios de comunicación hacen que personas que usted nunca ha conocido parezcan tan familiares como sus compañeros de colegio. Cuando usted empieza a sonreirle en la fila del supermercado, cae en la cuenta de que solamente usted lo conoce, porque es el encargado de los deportes en el noticiero.
Pero tranquilo, no esta solo. Simplemente es una victima mas de la amnesia social. Un fenómeno que esta creciendo a pasos agigantados.
Según los expertos, es un mal del modernismo. En épocas mas formales, esta experiencia era relativamente rara. Ya porque la gente pasaba la vida entera en el mismo lugar y se sabia la historia familiar de todos a los que conocia, o ya porque cuando ingresaba en círculos mas cosmopolitas, la llegada de los invitados era anunciada con nombre y rango. Pero hoy las cosas no son tan sencillas. La mayoria de las personas se desenvuelven social y profesionalmente dentro de un reparto de miles de conocidos, de los cuales se conoce realmente a muy pocos, parientes distantes, compañeros de trabajo, contactos de negocios, vecinos, etc. Y por mas entrenamiento social y buena retentiva que se tenga, es imposible mantener sus nombres y rostros almacena dos en la memoria.
La explicación parece estar en el acelerado declive de la etiqueta forman. Hoy las presentaciones son tan casuales que apenas se escucha el primer nombre de la persona a la que se conoce. Lo cierto es que este fenómeno ha comenzado a preocupar a los expertos en relaciones humanas. Se trata de una insidiosa aflicción que cada año causa mas víctimas y que aparece cuando menos se espera. Pero como por ahora no hay cura a la vista, el mejor remedio es conseguir un grupo de apoyo que lo acompañe a los cocteles y le ayude a pasar el trance.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.