Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/03/17 22:51

Colombianos: ¡A patentar más!

La Superintendencia de Industria y Comercio busca incentivar que científicos y empresas colombianas patenten más.

321 solicitudes de patentes en 2015 fueron colombianas. Foto: Archivo SEMANA

Mientras que en países desarrollados como China, Estados Unidos y Japón, un poco más del 50 por ciento del total de las solicitudes de patentes recibidas al año pertenecen a sus nacionales y el resto corresponde a empresas o personas extranjeras, en Colombia esta proporción solo alcanza el 14 por ciento.  

Si bien en el país se ha presentado durante los últimos cinco años un incremento de las solicitudes de patentes de nacionales, al pasar del siete por ciento, en 2010, al 14 por ciento, en 2015; las cifras siguen siendo bajas, si se comparan con el promedio de los países subdesarrollados que alcanzan un 20 por ciento.
 
“En países que están en desarrollo como Colombia los mayores solicitantes de patentes son los extranjeros”, dice José Luis Londoño, delegado para la protección Industrial de la Superintendencia de Industria y Comercio. A su vez indica que de las 2.230 solicitudes que se recibieron en 2015 solo 321 fueron nacionales, equivalente al 14 por ciento del total.

Estas cifras significan que Colombia tiene un largo camino por recorrer para fortalecer la investigación y el desarrollo, y así lograr el promedio en solicitudes de patentes de los países en vías de desarrollo.

¿Por qué patentan más los extranjeros?

Londoño explica que “las razones por la cuales se presenta esta situación se asocian al hecho de que existen más empresas innovadoras en todo el mundo que las que hay en Colombia, esto hace que la proporcionalidad juegue a favor de los extranjeros”.

Otra razón que indica el delegado se refiere a que los extranjeros no solo solicitan la patente del producto final sino de todos los procesos realizados durante el desarrollo y la investigación del mismo, lo que ellos llaman “familias de patentes”. En cambio la costumbre de empresas y científicos colombianos es patentar el producto final.
 
Quizá uno de los elementos más importantes por los que los extranjeros solicitan muchas patentes en Colombia, es porque el país supone un excelente mercado para sus productos. En primera medida porque tienen alta probabilidad de ser comerciables con precios competitivos. Ejemplo de ello son las patentes relacionadas con productos farmacéuticos.

Por otra parte, los extranjeros patentan sus productos y procesos en el país para obtener una protección legal frente a posibles empresas colombianas que puedan desarrollar una tecnología similar. Es decir, una vez ellos obtienen la patente en Colombia le es imposible a un nacional desarrollar o duplicar las mismas tecnologías o productos.
 
Si bien la legislación colombiana sobre patentes contribuye a que más empresas extranjeras inviertan en el país, perjudica en parte a las industrias e investigadores colombianos pues hace más difícil la trasferencia de conocimientos, un proceso importante para el desarrollo y crecimiento de la ciencia, la tecnología y la innovación en los países en desarrollo.  
 
Aumentar el número de patentes

Para reversar la tendencia, la Superintendencia de Industria y Comercio tiene la meta de aumentar el número de  solicitudes nacionales. “Lo ideal para una economía como la colombiana es que estemos por el orden del 30 por ciento del total de solicitudes nacionales al año,  a eso le apuntamos”, afirma Londoño.

En esta misión la Superintendencia ha logrado desde hace dos años llevar sus servicios a las regiones, con la implementación de 18 Centros de Apoyo a la Tecnología y la Innovación (CATI), ubicados en diferentes regiones de país, como Barranquilla, Bucaramanga, Pereira, Medellín, Ibagué, Neiva, entre otros, “con los que se han atendido cerca de 200 investigadores y se han logrado 23 solicitudes de patentes”.

A los esfuerzos llevados a cabo por la Superintendencia se ha sumado Colciencias, cuyo plan es lograr que los colombianos presenten al menos 600 solicitudes de patentes en 2018 y así llegar a una meta cercana del 30 por ciento.

Por ello, Colciencias y la Superintendencia se unieron para constituir  el Fondo Nacional de Protección que, con un presupuesto de 750 millones de pesos, busca rastrear tecnologías y procesos susceptibles de ser patentados.

“Nunca antes había existido tanta sinergia entre las entidades del Estado responsables de que existan más solicitudes de patentes en Colombia como la hay hoy en día”, concluye Londoño.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.