Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 2004/02/15 00:00

Tareas en línea

En Internet hay páginas que resuelven las tareas de los niños. Algunos consideran que les facilitan la vida a los estudiantes. Otros piensan que promueven la vagancia.

Tareas en línea

Hasta hace algunos años las únicas herramientas con las que contaban los niños para hacer las tareas eran sus cuadernos escolares, unas cuantas enciclopedias y la ayuda de sus padres. En muchos casos estos últimos debían remontarse a sus años de colegio o al famoso libro de álgebra, de Baldor, en un esfuerzo por recordar esa fórmula matemática o esa ecuación sin la cual sus hijos estarían condenados a una mala nota. Incluso, no faltaba quien dijera que en algunos colegios eran los padres quienes terminaban haciendo los trabajos escolares.

Luego llegó Internet. Con sus motores de búsqueda y sus recursos casi ilimitados la red se convirtió, para quienes tienen acceso a ella, en una fuente recurrente a la hora de resolver los deberes escolares. Ante un panorama semejante, el siguiente paso era sólo cuestión de tiempo: páginas especializadas en asesorar a niños y jóvenes en la resolución de sus tareas. Hoy esta opción es una realidad al alcance de cualquier joven cibernauta y ofrece la posibilidad de resolver inquietudes tanto a niños de preescolar como a estudiantes universitarios.

Basta con teclear 'ayuda + tareas' en cualquier motor de búsqueda para encontrar una larga lista de opciones. Junto con las páginas pertenecientes a bibliotecas, museos y academias dedicadas al estudio de alguna ciencia aparecen otras como www.tareaweb.com y también www.tareasplus.com, que además de responder inquietudes académicas ofrecen tutorías en línea. Esta última página es colombiana y nació en enero de 2000 como un proyecto universitario dedicado a ayudar a estudiantes de entre 8 y 25 años en la resolución de cualquier inquietud relacionada con las ciencias exactas.

"Contamos con una red de 30 tutores que son estudiantes universitarios próximos a graduarse en diferentes áreas del conocimiento. Para ellos responder una pregunta de algún colegial es cuestión de cinco minutos", cuenta Hernán Jaramillo, gerente de nuevos desarrollos de V-Factory, el holding propietario de la página web.

Tareasplus.com cuenta con una base de datos de 200.000 soluciones que puede ser consultada por cualquier persona que acceda a la página. La tutoría en línea tiene un costo de 3.900 pesos por pregunta y la respuesta llega al computador del estudiante en un plazo máximo de seis horas.

¿Estimulando la vagancia?

Aunque la oferta es atractiva para muchos estudiantes e incluso para sus padres ("entre el 10 y el 15 por ciento de los registrados en nuestra página son padres de familia", estima Jaramillo), los educadores se muestran un poco escépticos frente al tema. La principal inquietud tiene que ver con la posibilidad de que algunos alumnos utilicen estos mecanismos para evadir sus responsabilidades académicas. "A veces recibimos solicitudes en las que nos piden resolver un taller entero de química, pero nosotros no hacemos eso, aclara Jaramillo. Lo que buscamos es ayudar al estudiante a llegar a una solución final con todo el procedimiento y la lógica. Incluso le enviamos la respuesta digitalizada, de manera que pueda ver todo el proceso que desarrolló el tutor".

Pero algunos no están de acuerdo. "Si un estudiante paga para que le resuelvan la tarea, pierde la posibilidad de pensar y formar un criterio, de tener una opinión de las cosas", advierte Claudia de Piedrahíta, directora de la Fundación Gabriel Piedrahíta Uribe, entidad dedicada a mejorar la calidad de la educación en Colombia mediante el uso de las tecnologías de la información. En lo que hay consenso es en que el problema no radica en Internet. "Internet es un tesoro, pero hay que saber buscar. El problema es que los colegios no están formando en el estudiante el criterio para manejar esa avalancha de información", dice Piedrahíta.

Para otros el problema radica en el tipo de actividades que se le proponen al estudiante. "Si el docente pone tareas que se resuelven cortando y pegando de Internet, la tarea no cumple su función educativa y pedagógica", opina Mónica Trech, consultora en educación y nuevas tecnologías de la Corporación para el Desarrollo de la Educación Básica, Corpoeducación.

Independientemente de qué posibilidades ofrezca Internet para resolver una tarea, no hay duda de que tanto el estudiante como el docente deben estar familiarizados con la red. Y es que una búsqueda en Internet, por sencilla que sea, implica ciertas habilidades que permitan refinar la consulta, de lo contrario se pueden obtener millones de respuestas y ninguna que realmente satisfaga los criterios iniciales. "Hay que incentivar las habilidades para el tratamiento de la información, propone Trech, pues no sólo se trata de buscarla, sino sobre todo de encontrarla, analizarla, procesarla y sacar unas conclusiones".

A pesar de la controversia es innegable que, cada vez más, la red es la primera fuente a la que recurren los jóvenes a la hora de estudiar e investigar. De manera que los esfuerzos deben dirigirse a hacer de ella una aliada tanto para los estudiantes como para los profesores.

Links de tareas en línea

www.tareasplus.com

www.eduteka.org

www.mitareanet.com

www.tareaweb.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.