Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1994/05/16 00:00

TELEFOMANIA

El mismísimo Dick Tracy se pondría verde de la envidia al saber todo lo que hoy puede hacer un simple teléfono.

TELEFOMANIA

EL TELEFONO, ESE ANTIGUO APARATO que comenzó el siglo con manivela, pasó a ser un terminal de computador en miniatura. E1 mismo Dick Tracy se quedaría asombrado de que su famoso reloj-teléfono de pulséra ya esté al alcance de todo el mundo sin necesidad de antenas sofisticadas ni de conexiones complejas. Hoy por hoy, la sola compra de una línea telefónica normal abre el abanico de una serie de servicios, los cuales antes necesitaban varios aparatos y llamadas. Y estos avances no son una realidad exclusiva de los habitantes de ciudades como Nueva York, Londres, París o Tokio. En Bogotá, Medellín, Cali, Barranquilla o cualquiera otra ciudad colombiana con red digital los teléfonos pueden buscar al usuario en el lugar donde se encuentre, permitirle hablar con varias personas al mismo tiempo, optimizar la recepción de datos, identificar la procedencia de cada llamada y un largo etcétera que parece no tener límites.
Poseer una línea digital, de las que normalmente ofrecen las empresas de teléfonos, es entrar a un mundo de comodidades que van desde usar su aparato como despertador hasta la posibilidad de hablar con más de un interlocutor o de hacer transferencias de sus llamadas a otro número (ver recuadro). Estos servicios adicionales se ofrecen por una suma no mayor de 300 pesos mensuales y se instalan gratuitamente. Con menos de tres años de funcionamiento ya hay más de 250.000 abonados a estas facilidades en Colombia (ver recuadro).
La ultima innovación en materia de comunicación telefónica es la llamada Red Digital de Servicios Integrados (RDSI), que es algo así como un minicomputador a la mano. Gracias al uso de interfases, ya no es necesario tener una línea para cada uno de los aparatos en su casa o en su oficina: teléfono, fax, computador o videotexto. Bastan una sola línea y un adaptador interfase para hacer hasta ocho conexiones de aparatos diferentes y usar simultáneamente hasta tres de estos. Aparte de la economía, el sistema RDSI permite una velocidad 10 veces superior en transmisión de datos y una mayor confiabilidad, pues los errores se eliminan gracias a la digitalización de extremo a extremo de la línea. El RDSI tiene un amplio mercado en Estados Unidos, Europa y Asia, y actualmente cubre el 70 por ciento del sistema telefónico de Medellín, donde el costo de instalación es de cerca de 670.000 pesos, el cargo fijo es aproximadamente de 15.000, y el minuto oscila entre tres y nueve pesos. En poco tiempo entrará a operar en Bogotá, Cali y Bucaramanga.
Otros servicios están a punto de ponerse en marcha en Colombia. Uno de ellos es el llamado CT 2. Esta tecnología -una especie de híbrido entre la telefonía celular y la de base- tuvo origen en Inglaterra. Consta de unos puntos de llamada de radio de acción limitada, en cuya jurisdicción pueden hacerse comunicaciones desde la calle. De acuerdo con los manuales, la posibilidad de movilidad del usuario de hacer una llamada nunca estará a más de tres minutos de distancia de la base más cercana. Es una alternativa urbana frente al teléfono celular, y opera con menos del 20 por ciento de los costos de este sistema. Para su funcionamiento en el país sólo basta la reglamentación respectiva, que se encuentra pendiente en el Ministerio de Comunicaciones. Medellín está en capacidad de operarlo seis meses después de emitído este reglamento. También hay interés por parte de las empresas de Bogotá y Cali, así como de Telecom.
Otro servicio que aparecerá en Colombia en un futuro cercano es el correo de voz. Este graba sus mensajes y se los comunica, bien porque usted llame a consultarlos o porque prefiera que lo llamen a una hora determinada para decírselos. Este correo puede prestar tambien el servicio de información general que actualmente ofrecen la Línea T del periódico El Tiempo en Bogotá y la Salomón de El Colombiano en Medellín. Igualmente sirve como contestador empresarial para difundir el mismo mensaje a múltiples destinatarios.
Convertido en un elemento indispensable en la vida cotidiana, el teléfono es cada día más un medio de confort que permite tener a disposición desde una pizza o el saldo bancario hasta la carta astral. No obstante, también ha dividido al mundo moderno en dos grandes bandos: los llamados y los llamadores. Y. cada día la industria telefónica lanza nuevos artefactos para cubrir los dos frentes: hacer del teléfono un recurso inmediato, tan disponible como el tiempo mismo; pero, a la vez, dotar al usuario, cuya vida depende de un teléfono, de recursos para defenderse contra su poder omnipresente.

LA RED INTELIGENTE
Entrará al país aproximadamente en 1996. Estos son algunos de sus servicios:
Timbre selectivo: con una programación previa, este servicio permite saber de dónde procede la llamada. Según el timbre específico del teléfono se puede saber para cuál de los miembros de la familia es la llamada.

Número universal: ideal para cualquier negocio con servicios a domicilio. Una central remite la llamada a la susursal más cercana.

Llamada gratuita: equivale a la línea 800, y obviará los pasos actualmente necesarios para prestar este servicio. Se marca y la central lo convierte al número de la empresa y asigna la llamada como de pago revertido.

Televoto: muy útil para las encuestas de programas de radio y televisión. El sistema se encarga de contestar, recibir el voto y sistematizar la información, de manera que los operadores se encarguen sólo del contacto con la audiencia.

Llamadas masivas: para líneas habitualmente congestionadas, evita el tono de ocupado mientras se de spachan las llamadas en orden cronológico de marcación.


Tarjeta de crédito: para llamar con cargo a su tarjeta o, en otro uso, hacer llamadas nacionales e internacionales desde teléfonos prestados con cargo a su línea, previa identificación con una clave.

Número personal: usted programa los sitios donde estará en diferentes horas del día, y a ese número entrarán las llamadas que se hagan a su residencia.

SERVICIOS ADICIONALES: UN TELEFONO ES ALGO MAS.

Con menos de tres años de funcionamiento, ya hay más de 250.000 abandonados en Colombia. Cuestan no más de 300 pesos mensuales por servicio, y se instalan gratis.

Despertador automático: el teléfono se programa para la hora que desee despertarse. Si no se levanta el auricular, el timbre sigue sonando cada cinco minutos.

Consulta telefónica: si quiere llamar a una tercera persona sin cortar la comunicación anterior, puede hacerlo en solo paso.

Conferencia tripartita: permite hablar por teléfono simultaneamente con otras dos personas.

Llamada en espera: no reemplaza al conmutador pero sí evita que se pierdan sus llamadas. La nueva comunicación entra cuando el teléfono está ocupado.

Código secreto: permite bloquear los servicios de discado directo nacional e internacional para que sólo sea utilizado por las personas autorizadas.

Transferencia de llamadas: si está esperando una llamada y tiene que salir de casa, programa el número donde puede ser encontrado y la llamada entrará, aunque marquen el de su casa.

Marcación abreviada: programando los números que usa con mayor frecuencia, podrá comunicarse sólo con oprimir dos dígitos. También es posible programar llamadas a un teléfono específico sólo con levantar su auricular.

Recepcionista automática: si cambia de casa o de oficina, este servicio le informa a quienes marquen su teléfono donde pueden ser encontrado ahora.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.