Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/26/2013 1:00:00 AM

Adiós a la 'caja tonta'

Los televisores inteligentes están revolucionando la forma de ver televisión, al tiempo que se convierten en verdaderos centros de entretenimiento en el hogar.

La próxima vez que encienda su televisor imagínese que, en lugar de los canales tradicionales, este solo transmitiera sus programas favoritos y sin interrupciones comerciales. Mejor aún, que estos siempre estuvieran en el punto exacto en que los dejó la última vez que los vio. 

O quizá que a través de su pantalla pudiera tener videoconferencias en alta definición con amigos que viven al otro extremo del planeta, conocer qué dicen los críticos de la película que está a punto de ver –y que alquiló sin moverse del sofá– o comentar un partido de fútbol a través de su perfil de Facebook, al tiempo que lo mira en directo. 

Desde su aparición, hace solo cinco años, los televisores inteligentes han transformado el entretenimiento en el hogar. Estos aparatos básicamente pueden conectarse y recibir contenidos a través de internet, utilizar aplicaciones independientes, reconocer mandos de voz e interactuar con otros dispositivos, entre otras funciones. 

“Hoy podemos estar conectados y usar aplicaciones en un televisor de forma similar a como lo hacemos en otros dispositivos, como teléfonos inteligentes o tabletas digitales. De hecho, cada vez son más importantes las funciones de convergencia entre distintos equipos”, comenta Luis Montes, gerente de mercadeo de audio y video en Samsung Colombia. 

Atrás quedaron los años en que los televidentes debían usar grabadores de video o aprenderse los horarios de sus programas favoritos. Ahora, pueden ingresar a servicios de contenidos en línea –como Netflix, Vudu o HBO Go, por ejemplo– para ver series, películas o telenovelas cuando quieran y sin necesidad de equipos adicionales. 

El concepto de la televisión está cambiado con estos equipos inteligentes. Las personas han pasado de percibir el televisor como un aparato que aísla a las familias a redescubrirlo como un centro social, con pantallas de grandes formatos para disfrutar en compañía y con aplicaciones que mezclan toda clase de contenidos. 

“Tanto los desarrolladores como los proveedores de contenido trabajan fuertemente en mejorar la experiencia del usuario. En poco tiempo, al estar viendo una película podremos ver instantáneamente dónde fue grabada, cuál fue su recaudo en cines y cómo la calificaron los críticos de cine, por ejemplo”, dice Ángelo Marconi, gerente de marketing de Smart TV en LG Colombia.

En esto concuerda Camilo Hurtado, jefe de producto de TV para Sony Colombia, quien señala que otro aspecto que se debe considerar es la calidad de la imagen, donde comienza a consolidarse la Ultra Alta Definición (UHD, por su sigla en inglés) como el nuevo estándar. “Los televisores del futuro están enfocados en brindar una imagen mucho más realista, con niveles de detalle único que enriquezcan y diferencien la experiencia de los usuarios”, comenta.  

El avance natural de la tecnología está ocasionando una paulatina caída en los precios de estos aparatos, pues ya es posible encontrar esta clase de equipos por menos de 1 millón de pesos. Esto también influye en el tiempo de renovación de los televisores, que pasaron de tener una vida útil que oscilaba entre los ocho y los diez  años hace una década, a tener poco más de cinco años en la actualidad. 

Ahora bien, si no está dispuesto a cambiar su televisor tradicional, podría usar  un reproductor de BluRay de última generación o un reproductor de medios digitales –como AppleTV, Chromecast o Roku– que le permitirán tener opciones multimedia y de conectividad similares.


SEDUCIDOS POR LA PANTALLA

Desde que se instaló en la sala de las familias, la televisión se pintó de color, se hizo plana y pasó de ser análoga a digital con tal de no perder su reinado.

7 años le dedica un colombiano promedio, aproximadamente el 10 por ciento de su tiempo. 

El 91 por ciento de los hogares tiene al menos un televisor y el 56 por ciento tiene suscripción por cable o antena parabólica.

2,1 televisores por hogar en promedio. 

El 27 por ciento de los colombianos no hace nada mientras ve televisión; el 31 por ciento come; el 26 por ciento duerme o hace pereza; el 15 por ciento habla por teléfono y el 1 por ciento navega en internet.

El 80 por ciento acostumbra ver televisión de seis de la tarde a diez de la noche, de lunes a viernes, y el 61 por ciento en fines de semana. 

El 60 por ciento asegura que la televisión es importante por entretenimiento, el 63 por ciento le atribuye una función informativa y el 16 por ciento cree que puede educar.

Fuentes: Estudio Megatrends 2011-2013 de YanHaas para Revista SEMANA.Encuesta de consumo digital en Colombia 2012
Encuesta de Calidad de Vida del DANE 2012
Gran Encuesta de la Televisión en Colombia

Así la soñaron

Desde finales del siglo XIX algunos escritores ya la habían imaginado, la llamaron el telefonoscopio. El ilustrador George du Maurier la inmortalizó en 1879 en la revista Punch.  

Albert Robida, uno de los precursores de la literatura de ciencia ficción,  describió en 1890 una pantalla mural plana gracias a la cual “el hombre del futuro disfrutará de un espectáculo ‘burlesque’ desde la comodidad de su propia casa”. 

El diseñador Arthur Radebaugh soñó con verla en tercera dimensión. En su tira cómica Más cerca de lo que pensamos, de 1958, imaginó la televisión de 2012 saliendo literalmente de la pared e incluso ideó un dispositivo tan sofisticado que insertaba las imágenes en la cabeza de los espectadores.

El mundo a sus pies

De cada cinco habitantes del planeta, uno tiene en su cuarto el electrodoméstico favorito de las masas. 

Los programas de entretenimiento, liderados por los realities, fueron los favoritos con el 41 por ciento del rating en el mundo, frente al 38 por ciento que ocuparon las series de ficción. 

La mitad de los televisores vendidos en 2012 tenían conectividad a internet. Sin embargo, la mitad de los dueños de este tipo de aparatos no los usa para navegar en la red.

Los estadounidenses son los más asiduos televidentes. A los 65 años un ciudadano promedio habrá visto el equivalente a nueve años de televisión ininterrumpida. 

3 horas y 17 minutos estuvieron sentados los televidentes de todo el mundo frente a la pantalla en 2012. Los que más permanecieron fueron los países golpeados por la crisis económica con Rumania, Grecia y España encabezando la lista. 

32 por ciento de la población ya recurre a internet para ver desde su computador series y otros contenidos creados para la televisión.

En el próximo capítulo

HD obsoleto. El más reciente desarrollo de la industria, que comenzó pruebas en los Juegos Olímpicos de Londres, es la resolución 4K o Ultra HD. Este nuevo nivel de detalle hará que el televidente sienta que está mirando a través de una ventana y no una pantalla. Pero este es apenas el comienzo. Según se anunció en la más grande feria de tecnología en el mundo (CES), en 2020 llegará el 8k.

3D sin gafas. Las gafas 3D separan la imagen para que cada ojo la perciba independientemente, luego el cerebro la recompone y se crea el efecto de profundidad. Las pantallas de los nuevos televisores harán esto por el usuario si se ubica en un lugar determinado.

Se extingue el control. Olvidado bajo el sofá o extraviado entre las cobijas, el mando a distancia solía refundirse. Ahora los desarrolladores le apuestan a que el usuario pueda hacerlo todo sin moverse de su silla ni depender de él. Con solo tocar la pantalla de su smartphone o tableta, mover las manos o dar una orden, podrá cambiar canales, grabar programas y hasta jugar. 

La evolución de la TV
Cincuenta expertos, entre ingenieros, académicos y productores de todo el mundo, predijeron cómo sería la televisión en 2030. Imaginaron, por ejemplo, que el televidente del futuro verá las noticias de su interés en el espejo del baño mientras se cepilla los dientes o que justo a la hora del almuerzo encontrará en su tableta flexible un anuncio de su pizza favorita capaz de emitir el olor de la masa recién horneada. 

Leszek Izdebski, directivo del gigante de la informática Cisco y líder de la investigación, le explicó a SEMANA que la televisión será personalizada y “una especie de curador de arte que nos recomendará contenidos basándose en nuestros gustos y hábitos. Incluso a partir de gestos reconocerá nuestro estado de ánimo y sugerirá programas o paisajes  para relajarnos o animarnos”. 

Consumo de TV

Un colombiano promedio dura 3 horas 14 minutos frente a su televisor diariamente. 
Esto quiere decir que en un año pasará siete semanas viendo la pantalla. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.