Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/4/2013 12:00:00 AM

Terremoto en Japón cambió la gravedad de la Tierra

El desastre natural alteró la corteza terrestre y la estructura subterránea de Japón, según científicos.

El devastador terremoto que azotó a Japón a principios de 2011 fue lo suficientemente potente como para alterar ligeramente la fuerza de gravedad bajo la zona afectada, afirman los científicos.

Cualquier cosa que tenga masa tiene un campo de gravedad que atrae los objetos hacia ella y la fuerza de este campo depende de la masa de un cuerpo. Puesto que la masa de la Tierra no se distribuye de manera uniforme, su campo de gravedad es más fuerte en algunos lugares y más débil en otros.

El terremoto de magnitud 9,0 de Tohoku-Oki en marzo fue el más poderoso que ha sacudido a Japón y el quinto jamás registrado. Para ver cómo el temblor podría haber deformado la Tierra, los investigadores utilizaron los satélites 'Gravity Recovery and Climate Experiment' (GRACE) para analizar el campo de gravedad de la región afectada antes y después del terremoto.

Los expertos encontraron que este desastre natural redujo el campo de gravedad en un promedio de dos millonésimas de unidades Gal (un centímetro por segundo al cuadrado) al adelgazar ligeramente la corteza terrestre.

"La implicación más importante de nuestros resultados es que el terremoto de Tohoku-Oki trae cambios significativos no sólo la tierra, sino también la estructura subterránea de Japón", dijo a OurAmazingPlanet Koji Matsuo, geofísico de la Universidad de Hokkaido en Japón.

Previamente, los satélites GRACE habían detectado alteraciones en la gravedad secundarias al terremoto de magnitud 9,1 a 9,3 ocurrido en 2004 en Sumatra-Andamán, el tercer terremoto más fuerte registrado; y el terremoto de magnitud 8,8 que sacudió Chile en 2010, el octavo más poderoso de la historia. Estos reducen los campos de gravedad en las zonas afectadas de la misma forma que lo hizo el de Tohoku-Oki.

Ahora, los investigadores están interesados en ver si pueden detectar cambios en el campo de gravedad luego de que la corteza se reubique de nuevo en su lugar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.