Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2012 12:00:00 AM

Testimonio: otra oportunidad de vida

El diagnóstico temprano le cambió su vida. Helena sintió rabia y tristeza, pero logró desafiar la muerte.

Helena trabajaba en una agencia de publicidad, tenía 27 años y era soltera.

Un día recibió la llamada de su ginecóloga, quien le habló sobre los resultados de su última citología.

Mientras se dirigía al consultorio, mil ideas cruzaron por su cabeza.

Tras sostener una conversación privada con la profesional, Helena manejó su carro a toda velocidad y sintió que la muerte estaba muy cerca. La palabra cáncer martillaba en su cabeza. Lloró durante varios días.

Lo más duro para ella era imaginar que no podía tener hijos, uno de sus sueños más grandes.

Sintió rabia al pensar en sus parejas y la responsabilidad que tenían en el tema.

Tenía temor a la reacción de sus padres, quienes ignoraban que su hija había tenido relaciones sexuales con sus novios.

Helena se sentía muy culpable.

Hoy, cuando recuerda esa época, se estremece. Su cáncer era incipiente y pudo ser tratado de manera idónea a través de la conización, un procedimiento que ayuda a retirar las células afectadas.

Ahora, tiene tres hijos saludables que son su orgullo. Una de ellas es una preadolescente. Debido a su pasado, Helena no duda en la importancia de la vacuna para prevenir el cáncer de cuello uterino, aunque siente recelo de que esta decisión anticipe el inicio de la vida sexual de su hija.

Helena considera un error ocultar estos temas. Su diagnóstico temprano le cambió la vida. Desde ese momento, Helena dejó el cigarrillo, practica tenis y se realiza un estricto chequeo médico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.