Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/1991 12:00:00 AM

A TOMARSE LA PILDORA

El uso de anticonceptivos disminuye el riesgo de las mujeres a contraer cáncer.

AL CONTRArio de lo que se ha creído, las mujeres que emplean métodos de anticoncepción pueden llegar a ser más saludables y gozar de una vida más larga que aquellas que no los utilizan. De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Alan Guttmacher, de Nueva York, la mujer que usa la pildora, o ciertos dispositivos intrauterinos, corre menos riesgo de contraer cáncer que aquella que nunca ha empleado dichos métodos.
El instituto comprobó que al usarlos se reduce en un alto porcentaje el número de muertes del sexo femenino. El sondeo se hizo con una muestra de 100 mil mujeres, y reveló que el cáncer es más escaso dentro de las que utilizan los controles de natalidad y que dichos anticonceptivos suelen evitar anualmente más de mil casos de hospitalizaciones, entre las mujeres observadas.
Las investigaciones del centro Guttmacher revelaron que los efectos positivos de los métodos de anticoncepción se orientan especialmente hacia la prevención de los dos tipos de cáncer más temidos por las mujeres: el cáncer de seno y el cervical, dos enfermedades que actualmente causan e] mayor número de víctimas dentro del mundo femenino y para las cuales la ciencia no ha conseguida todavía un remedio efectivo.

El Instituto concluyó que el uso regular de la píldora puede llegar a prevenir el cáncer de seno en un porcentaje mayor al 50 por ciento. Los investigadores explican que todo se debe a las modificaciones que este anticonceptivo ha tenido en su fórmula tradicional.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.