Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2014 12:00:00 AM

Trabajar de noche “enloquece el cuerpo”

Investigadores advierten que los turnos que alteran el sueño podrían causar daños graves a largo plazo.

Científicos del Centro de Investigación del Sueño en Surrey (Reino Unido) afirman que trabajar por turnos que interrumpan el sueño provoca daños moleculares profundos. En investigaciones previas, este tipo de horarios también se ha relacionado con tasas más altas de diabetes tipo 2, infartos cardiacos y cáncer.

En el estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, los autores expresan que la severidad, la velocidad y la gravedad de los daños causados por estar despierto en la noche fue una sorpresa.

Los exámenes de sangre mostraron que, normalmente, el 6 % de los genes está programado de manera precisa para activarse en momentos específicos del día. Luego de seguir a 22 personas y los cambios que tuvieron cuando cambiaron su patrón normal de vigilia, se encontró que este ‘ajuste’ genético se altera.

El cuerpo humano tiene su propio ritmo natural o reloj biológico llamado ciclo circadiano, que lo programa para dormir de noche y estar activo en el día. Sin embargo, la disrupción de este proceso tiene efectos profundos en las hormonas, la temperatura, la resistencia física, el estado de ánimo y las funciones cerebrales.

Una vez que los voluntarios comenzaron a trabajar de noche, dicho ajuste genético se perdió.
"Más del 97 % de los genes rítmicos se alteran cuando se descontrola el horario de sueño. Esto realmente explica por qué nos sentimos tan mal durante el desfase horario -‘jetlag’-, o si tenemos que trabajar en turnos irregulares", dijo el doctor Simon Archer, uno de los investigadores de la Universidad de Surrey.

El investigador y profesor Derk -Jan Dijk dijo que cada tejido en el cuerpo tiene su propio ciclo diario, pero con estos cambios de horario, el corazón o los riñones funcionan a un ritmo diferente del cerebro.
El experto dijo que esto es “como un ‘crono-caos’. Es como vivir en una casa donde hay un reloj en cada habitación, pero con horas diferentes. Por supuesto, esto genera un caos en el hogar".

Varios estudios han demostrado que quienes laboran en turnos de noche tienen un riesgo mayor de desarrollar trastornos cardiovasculares como diabetes tipo 2 y obesidad ya que favorece la inflamación y comer en horarios irregulares. Además, otros análisis sugieren que la hipertensión y los infartos cardíacos son más comunes en estos trabajadores.

El profesor Dijk agregó: "Sabemos que el trabajo por turnos y el ‘jet lag’ se asocian a consecuencias y efectos negativos para la salud. Estos aparecen después de varios años de trabajar por turnos. Creemos que tales cambios en los patrones rítmicos de la expresión génica podrían relacionarse con algunas de estas consecuencias a largo plazo".

El profesor Hugh Piggins, investigador del ciclo circadiano en la Universidad de Manchester (Reino Unido), dijo que, según los hallazgos del estudio, “los efectos agudos son muy graves”.

"Es sorprendente que un efecto tan grande se hubiera notado tan rápido, tal vez es una alteración mayor de lo que se hubiera podido percibir", agregó.

Sin embargo, Piggins advierte que se trata de un estudio a corto plazo, por lo cual los cambios duraderos son inciertos. "Uno se puede imaginar que generen una gran cantidad de problemas relacionados con la salud". BBC.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.