Sábado, 20 de septiembre de 2014

| 2013/02/28 00:00

Transgénero de seis años no puede usar el baño de niñas

Coy nació niño pero se siente niña. Sus padres tienen temor de que sea víctima de matoneo.

Coy Mathis, niño transgénero al que le prohibieron usar el baño de niñas. Foto: Familia Mathis

Un grupo de defensa de derechos de las personas transgénero en Estados Unidos reveló un peculiar caso de discriminación de un estudiante de primero de primaria que nació niño pero se siente niña.

A Coy Mathis, de seis años, le prohibieron desde diciembre volver a usar el baño de niñas en la escuela Fountain-Fort Carson School District en el estado de Colorado, Estados Unidos.

Kathryn Mathis, madre del menor le dijo a la cadena CNN que ella y su esposo aún no salen de su asombro. “Estamos muy confundidos porque todo venía muy bien y en la escuela habían sido muy comprensivos, pero de un momento a otro todo cambió y es decepcionante. Ahora ella volverá a estar triste”.

Ambos padres aceptan la condición de su hijo, de hecho insisten en llamarlo “hija”. Coy nació con órganos sexuales masculinos pero se identifica como niña desde que tiene conciencia y puede expresarlo. La madre le relató a la cadena de televisión estadounidense que su hija asistió al jardín y que en la escuela sabían de su condición y no hubo ningún impedimento, “todo fluyó de maravilla” asegura.

Sin embargo, desde la prohibición el año pasado, los padres sacaron a la niña de la escuela y no han permitido que vuelva a clases pues temen que sea víctima de matoneo. “Quiero que vuelva al colegio y que sea tratada con igualdad, sin discriminación ni acoso” dijo Kathryn.

Attorney Michael Silverman de la Fundación para la Educación y la Defensa Legal de los Transgénero, está a cargo del caso de Coy y dijo “para muchos transgénero, la discriminación es parte de su diario vivir. Desafortunadamente para Coy, en ella empezó muy temprano”.

Por su parte, la escuela asegura que Coy puede usar los baños de “género neutro” y que para emitir la carta en la que le prohíben el uso del baño de niñas tuvieron en cuenta no solo su caso sino a toda la población estudiantil.

“Puede ser impactante para otras alumnas y padres de familia tener a una persona con genitales masculinos en el baño, tal vez no ahora, pero sí cuando crezca y sus genitales y cuerpo empiecen a desarrollarse naturalmente. Muchos podrían sentirse muy incómodos. De ahí la decisión, tratamos de pensar en el bienestar de todos” concluye un comunicado de la escuela, que dijo no emitiría más opiniones excepto las que se vayan dando en el proceso legal interpuesto por la Fundación y los padres de la niña.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×