Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/1997 12:00:00 AM

TRUCOS PARA VIAJAR

Si usted es un viajero habitual, aproveche los múltiples beneficios que ofrecen tanto las empresas aéreas como las cadenas hoteleras.

En el mundo del turismo la lealtad vale oro. Aquellas personas que por placer o por negocios son viajeros habituales se han convertido en los clientes más apetecidos por las líneas aéreas y las cadenas hoteleras del mundo. Prácticamente cada aerolínea importante o cada hotel de prestigio internacional cuenta con un programa para viajeros frecuentes, a través del cual busca obtener, asegurar o premiar su fidelidad. Conocer estos beneficios puede hacer la diferencia entre viajar solo o viajar acompañado por el mismo precio; alojarse en una simple habitación de hotel o tener una suite con su esposa por el mismo precio. Millas de vueloQuienes viajan con frecuencia generalmente reciben por parte de sus agentes de viajes el formulario que deben llenar para obtener la tarjeta que los acredita como viajeros habituales. Usualmente todas las aerolíneas tienen su club. Es el caso de las aerolíneas nacionales, que tienen programas como Avianca Plus o Premiun Pass de Aces. Estas compañías hacen parte del programa de acumulación de millas Latinpass, el cual integra 14 aerolíneas de América Latina y la compañía Usair, en Estados Unidos, con todos sus destinos nacionales e internacionales. A nivel internacional los programas más conocidos son Advantage de American Airlines, Executive Club de British Airways, Miles and More de Lufthansa, Frecuence Plus de Air France y One Pass de Continental Airlines. Estos programas funcionan en forma muy similar. Las empresas ofrecen a sus clientes créditos en millas que posteriormente pueden reclamar para volar gratis, obtener descuentos especiales, aprovechar excelentes promociones, etc. La única condición que se exige para entrar a este mundo de beneficios es la de presentar la tarjeta _o el número con su nombre y apellidos_ al momento de hacer la reservación de un tiquete. De esta forma, la aerolínea lo identifica y le registra el millaje correspondiente. Pero como se trata de un premio a la lealtad, el requisito que exigen las aerolíneas para otorgar este tipo de tarjetas es que la persona realice un determinado número de viajes al año. Estas no son tarjetas para viajeros ocasionales. Están destinadas a personas que por razones de trabajo o por placer efectuan anualmente numerosos viajes en avión. La idea es que si lo hacen por determinada aerolínea se conviertan en clientes consentidos, es decir que no sólo reciban trato preferencial sino numerosas ventajas económicas. Mientras más millas se acumulen, más beneficios se obtienen. Estos son algunos de ellos:
- Trato preferencial y personalizado en los counters.
- Ascenso de clase económica a ejecutiva o de turista a primera clase sin costo adicional.
- Acceso a las salas de espera VIP en los aeropuertos.
- Prioridad en las listas de espera.
- Concesiones de kilos de exceso de equipaje.
- Pasajes-gratuitos para un acompañante. Pero la compra de tiquetes no es la única forma de obtener millas de vuelo. Muchas de las aerolíneas han hecho convenios con algunas cadenas hoteleras para que sus clientes ganen un determinado número de millas cuando se hospeden, o cuando alquilen un atomóvil. A través de diferentes convenios se obtienen millas también por compras con tarjetas de crédito, por hacer llamadas telefónicas con tarjetas de larga distancia o teléfonos celulares.Para saber cómo van las cuentas de millas a su favor, los usuarios de estas tarjetas reciben en forma regular un resumen de millaje con información detallada sobre el total ganado en cada transacción y el millaje que tienen acumulado a su favor.
Clubes hoteleros
Las cadenas hotelera también tienen su forma de reconocimiento a la fidelidad de sus clientes. La mayoría ofrece a sus huéspedes habituales la oportunidad de afiliarse a este tipo de programas 'para viajeros frecuentes', con privilegios realmente sorprendentes. Cada cadena tiene su propio programa _Hilton Honors de la cadena Hilton Internacional, Gold Passport de la cadena Hyatt o Six Continents de los Hoteles Intercontinental, por ejemplo_, pero en el fondo la filosofía de todas es la misma: premiar la fidelidad con atenciones sin límite e incluso con estancias gratis en cualquiera de los hoteles de la cadena.El sistema funciona en forma similar al de las tarjetas de las aerolíneas: el requisito es dar en el momento de reservar o hacer el registro en el hotel, el número de la tarjeta y el nombre del titular. De ahí para adelante todo son ventajas. En algunas de ellas la afiliación es gratuita, como sucede por ejemplo con la tarjeta Hilton Honors, que cuenta con más de cinco millones de afiliados en el mundo. Esta tarjeta se expide en cuatro modalidades: blanca, bronce, plata y oro, y va siendo cambiada al pasajero de acuerdo con el volumen de estadías. Para alcanzar la dorada se requieren 15 estadías en cualquiera de los 400 hoteles Hilton durante un año calendario, mientras que para la tarjeta plateada se necesitan sólo cuatro estadías en el mismo período. Claro que las ventajas aumentan o disminuyen según la categoría. Sin embargo, a grandes rasgos, los participantes del programa Hilton Honors tienen las siguientes ventajas:
- Prioridad en el manejo de sus reservas.
- Alojamiento gratis del cónyuge.
- Horario extendido de salida del hotel.
- Tratamiento VIP (es decir, preferencial).
- Periódico gratis en la habitación.
- Libre utilización de las instalaciones del Club de la Salud. Pero además, estos tarjetahabientes tienen otros beneficios, como el 'Double Dipping', mediante el cual se acumulan por estadía no sólo puntos para alojamiento gratis sino también millas si viajan en algunas de las aerolíneas afiliadas al programa. Pasajes gratisEn otros programas de viajeros frecuentes la afiliación tiene un costo, como es el caso del Club Six Continents, de las cadenas de Hoteles Inter-Continental y Forum International, para el cual es necesario pagar un valor de 100 dólares como cuota inicial y 25 dólares adicionales por la renovación. Pero quienes se hayan alojado un mínimo de 30 noches en un período de 12 meses obtienen no sólo la tarjeta ejecutiva del club sino que mientras estas condiciones se cumplan no necesitan pagar la renovación. Los siquientes son los privilegios que se obtienen en el club:
- Prioridad en las reservas.
- Area especial de registro rápido.
- Alojamiento en una habitación de categoría superior.
- Derecho a una habitación doble _posibilidad de llevar al cónyuge_ con tarifa de habitación individual.
- Cambio de cheques hasta por 250 dólares.
- Regalo de bienvenida, frutas y periódico en la habitación.
- Prolongación de la hora de salida.
- Disponibilidad de todas las instalaciones del centro de negocios del hotel para sus reuniones (servicio de secretaria, mesa de juntas, computador, fax, etc.) además de un bar abierto para relacionarse con otros socios. Pero quizás el privilegio que más llama la atención a los socios del Six Continents es que anualmente se les envía un cupón que les da el privilegio de reclamar un tiquete de avión igual al que hayan comprado, siempre que sea en primera clase, lo cual les permite realizar un viaje con su acompañante completamente gratis. Ser un viajero frecuente es hoy una condición que muchos huéspedes de hotel envidian porque es la única forma de acceder a todo ese mundo de privilegios y comodidades que empiezan con una atención más personalizada y terminan con la posibilidad de llevar a la esposa y alojarse en una suite de lujo pagando una tarifa reducida. Todo ello, gracias a que la fidelidad es la virtud que más se premia en el mundo del turismo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.