Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/1/2001 12:00:00 AM

Turismo en guerra

Un experto afirma que no hay que esperar a que se firme la paz para empezar a reactivar el turismo en el país.

Muchos paises tienen altos índices de violencia, criminalidad, terrorismo y conflictos internos. Sin embargo esto no les impide que su industria turística florezca cada año. Colombia, infortunadamente, no cuenta con el mismo privilegio. A diferencia de Turquía, Grecia, España y muchos otros países también afectados por la violencia, pero que paradójicamente tienen altas tasas de ingreso de visitantes, el turismo nacional e internacional en el país se ha visto afectado por el enfrentamiento entre Ejército y guerrilla. Un documento del Ministerio de Desarrollo señala que éste es sin duda uno de los sectores de la economía que más se ha visto afectado. “El turismo es muy sensible a lo económico y lo social y por lo tanto esta muy resentido”, afirma Rafael Eduardo Avella, director de la Asociación Nacional de Agencias de Turismo.

Según cifras de la Asociación Hotelera de Colombia, Cotelco, en 1995 el porcentaje de ocupación de los hoteles era del 50 por ciento y en 1999 la cifra bajó a 39.1%. En las estadísticas de la Aeronáutica Civil figura que entre 1998 y 1999 hubo un descenso del 7,8 por ciento en la entrada de pasajeros internacionales al país.

Aunque en este año se ha visto una incipiente recuperación del sector el gobierno ha tomado la determinación de ser proactivo en este tema y darle un empujón al turismo colombiano. Una de las maneras de lograrlo es compartiendo experiencias con otros países que viven o han atravesado una situación similar. Y qué mejor experto en la materia que Israel para ilustrarle a Colombia sobre cómo atraer turistas aun en tiempos de guerra. Es evidente que en ese país las continuas guerras contra los palestinos y sus vecinos árabes han afectado el flujo de turistas. Sin embargo, al observar las estadísticas desde 1967 hasta hoy, puede notarse que el número de visitantes ha aumentado a lo largo de este período.

Esto es producto de una estrategia adoptada por el gobierno en vista de que no se sabía a ciencia cierta cuándo iba a ser el final de las crisis. “Como en todas las situaciones, teníamos dos opciones: darnos por vencidos o hacer algo y escogimos la actitud proactiva para encontrar una solución al problema mientras llegaban los tiempos de paz”, afirma Yoel Mansfeld, director del Centro de Investigación sobre Turismo de la Universidad de Haifa, quien fue invitado por Cotelco, Proexport, el Fondo de promoción, la Universidad Sergio Arboleda y Expopyme para ayudar a diseñar estrategias que permitan fortalecer el sector. El éxito consistió en “sacar lo mejor de una situación miserable”, como él asegura.

Para este experto la violencia no debe ser un obstáculo en el desarrollo de Colombia como producto turístico interesante para muchos tipos de mercado en el mundo. De hecho, muchos países siguen teniendo una actividad turística importante aunque internamente vivan situaciones de peligro. Para sólo citar un par de ejemplos Mansfeld habla del caso español. El grupo separatista ETA ha amenazado con atacar las atracciones turísticas de España y pese a esto el país sigue recibiendo 50 millones de turistas cada año. Llama la atención también el caso de Turquía, donde se libra una guerra entre el gobierno y los insurgentes kurdos, situación que no ha evitado que los turistas visiten el país. Desde 1987 hasta 1992 los hoteles de Turquía doblaron el número de habitaciones y “cada año ha habido crecimiento del sector excepto en el año del terremoto”, dice Mansfeld.

Para que un país en problemas se vuelva llamativo para los demás lo primero es tener un producto atractivo qué ofrecer y en ese tema hay unanimidad: Colombia tiene una riqueza única. “Tiene paisaje, historia, cultura, diferentes climas, playas y lindas mujeres”, reitera Mansfeld. Todo esto lo convierte en un mercado potencial para ecoturismo, el turismo de aventura y también el turismo SSS, por la sigla en inglés Sand, Sun and Sea (arena, sol y mar).

Pero ¿cómo hacer lucir todo ese potencial en medio de las noticias negativas que recorren el mundo? Una de las estrategias propuestas es diferenciar las zonas turísticas que no estén afectadas por el problema de violencia de las que sí lo están. Teniendo en cuenta que los medios de comunicación muchas veces dan una imagen fragmentada y sesgada de un país en conflicto en Israel diseñaron lo que se llamó “mercado basado en un producto”, medida que consiste en promover un destino específico sin asociarlo al país. “Esta es la idea que tenemos con San Andrés, pues geográficamente está aislado de Colombia y por ello también está distanciado del conflicto”, dice María Fernanda González, del Fondo de Promoción Turística de Colombia. Una vez se diferencie cuáles son las zonas seguras de las inseguras es preciso reforzar la seguridad en las que tienen potencial.

El turismo nacional ha sido clave en el proceso de crecimiento turístico de Israel. Por eso el experto recomienda reforzarlo pues los ciudadanos del país en conflicto son menos sensibles a su propia violencia. En Colombia, a partir de septiembre, se lanzará una nueva campaña para estimular este turismo, la cual va de la mano con un plan de seguridad que “ayudará a crear confianza en las carreteras y en las ciudades”, afirma Alvaro Cala, director de Cotelco.

Lo peor que le puede suceder a la industria del turismo de un país no es que le cancelen las reservas sino que éstas no existan. Por esto la verdadera tarea de quienes promueven el país es conseguir que nuevamente se hagan las reservas. Y esto sólo se alcanzará si Colombia logra mostrar en el exterior una imagen más equilibrada de sí misma y consigue vender sus facetas positivas.



Relacionados



Comportamiento del sector turismo (Ministerio de Desarrollo)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.