Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2009/05/02 00:00

Un año de 3G en Colombia

Balance optimista de la tercera generación de telefonía móvil.

Un año de 3G en Colombia

Ha pasado algo más de un año desde que el país entró en la era de la tercera generación de telefonía móvil. Pensar que 12 meses atrás todo era puro GSM y los pocos colombianos que entonces se conectaban a Internet desde el celular utilizaban la lenta tecnología Edge, con velocidad máxima real de 100 kilobits por segundo (apenas el doble de lo que da un viejo modem telefónico análogo). En el último año los tres operadores móviles se convirtieron rápidamente a la tercera generación - primero Comcel, después Tigo y por último Movistar - desplegando redes Hsdpa (High Speed Downlink Packet Access), y aunque el mercado no ha reaccionado con la velocidad de adopción esperada, ha sido un buen negocio para los operadores y para los usuarios. Y sobre todo, está cambiando por completo el mercado de las comunicaciones. El año pasado, los operadores se embolsillaron 8,628 billones de pesos en ingresos provenientes de 41,3 millones de colombianos abonados a la telefonía móvil. Y el sector de las telecomunicaciones creció 10 por ciento, según el más reciente informe de la Comisión de Regulación de las Telecomunicaciones (CRT).

La tercera generación trajo novedades importantes. En cuestión de voz es lo mismo, pero la sabrosura está en los datos: velocidades de acceso a Internet cercanas al mega, servicios novedosos como la video llamada, la televisión en el móvil o la tienda de música, entre otros. En palabras de la presidenta de Tigo, Gloria Ortega de Arza "eso hace que una empresa como Tigo no diga que está en un mercado altamente penetrado y que es el tercero, sino que está en un mercado casi virgen y estamos todos en las mismas condiciones de competencia". De hecho, para este operador, el negocio de datos representa más del 12 por ciento de su facturación y calcula que llegará al 20 por ciento al finalizar el año.

Actualmente, casi nueve de cada 10 colombianos tiene un teléfono celular y hay dos millones de suscriptores de Internet, casi todos ellos utilizando banda ancha. La conexión por teléfono pasó a mejor vida. Es cierto que todavía falta mucho por evolucionar. Para Erasmo Rojas, de la organización 3G Américas, estos son los puntos en los que los operadores colombianos tendrían que mejorar: Garantizar velocidades promedio al usuario cercanas a un Megabit por segundo; ampliar la oferta de terminales para segmentos de pospago y prepago; generar contenido y aplicaciones locales; ofrecer paquetes de precios de acuerdo con el poder adquisitivo del usuario promedio colombiano.

El servicio de tercera generación que más acogida ha tenido entre los colombianos es el acceso a Internet. Hay gente conectándose mediante una Sim Card desde lugares como Magangué o Caldono, en donde prácticamente no existe otra forma de navegar la red.

Vienen en los próximos meses dos acontecimientos que cambiarán aún más el mercado: la televisión digital y la portabilidad numérica. En cuanto a la primera, ya se cocinan alianzas entre operadores móviles y proveedores de contenidos de televisión digital, para ofrecer transmisiones de partidos de fútbol o conciertos sobre los teléfonos celulares, y por supuesto, quienes tengan un terminal 3G reciente, podrán recibir la señal digital de RCN y Caracol una vez comience en Colombia la televisión digital, lo cual deberá ocurrir en cuestión de meses.

En relación con la portabilidad numérica, el director de la CRT, Cristhian Lizcano, informó que están en marcha ya los estudios técnicos para su implementación en la telefonía móvil; los usuarios podrán cambiarse de operador y mantener su número. El impacto de esta medida podría ser enorme y estaría lista a partir de 2010. Se estudia actualmente si cobijará también a los operadores fijos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.