Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/6/2012 12:00:00 AM

Un ‘cézanne’ es el cuadro más caro de la historia

‘Los jugadores de cartas’ de Paul Cézanne fue adquirido por 191,6 millones de euros como parte de una estrategia para hacer de Doha un referente del arte mundial.

La familia real de Qatar adquirió la pintura más cara de la historia: ‘Los jugadores de cartas’ de Paul Cézanne. La cifra pagada por el país petrolero asciende a 191,6 millones de euros lo que le ha dado el récord de ser la obra de arte de mayor valor vendida al público.

Detrás de este cuadro quedan el ‘Desnudo, hojas verdes y busto’ de Picasso adquirido por 81 millones de euros, el ‘pollock’ que se dice fue vendido en 2006 por 109 millones de euros y un ‘klimt’ de 105.

Según Vanity Fair, Qatar pretende convertir a Doha, su capital, en un centro artístico mundial al mejor estilo de París o Nueva York. Allí se exhiben obras de artistas como Richard Serra o Louise Bourgeois y este año se organizará un Foro de Arte Mundial.

El cuadro de Cézanne que pertenecía al millonario griego Yorgos Embiricos quien murió en 2011, fue pedido por coleccionistas de arte como William Acquavella y Larry Gagosian, quienes ofrecieron hasta 220 millones de dólares. Sin embargo, los cataríes lograron la negociación con la familia de Embiricos.

El cuadro es una de las cuatro copias originales que existen en el mundo. Las restantes se encuentran expuestas en el Museo de Orsay de París, el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York, el Courtauld de Londres y en la Fundación Barnes de Filadelfia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?