Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/12/2017 4:32:00 PM

Un hombre durmió seis días con el cadáver de su esposa

Russell Davison mantuvo el cuerpo de su pareja en su casa, donde varios familiares y amigos pasaron para conversar con ella, ponerle flores, velas e incienso.

Cuando su esposa murió Russell Davison decidió pasar unos días más con ella. Invitó a familiares y amigos para que pudieran visitarla y conversar con ella, encender velas e incienso. “Esa decisión ayudó a calmar nuestro dolor por la pérdida (...) Resultó ser un hermoso y reconfortante experiencia para mí, los niños y todos los que participaron”, aseguró Davison.  

Wendy Davison, de 50 años, murió el 21 de abril de cáncer de cuello uterino, tres años después de ser dicho que tenía seis meses de vida. Su viudo, Russell, de 51 años, un agente de alquileres, dijo que no fue capaz de quitarla de su cama hasta seis días después de su muerte.

Puede ver: Cómo aprender a aceptar la muerte

Davison aseguró también que fue la mejor decisión para la salud emocional de los hijos de su esposa Lucas y Dylan, y sus dos hijos, Benjamin y Dominic. “No quería que ella estuviera tan pronto en el depósito de cadáveres. Necesitábamos más tiempo para llorar y yo necesitaba dormir a su lado”, dijo. “La idea de que su cuerpo fuera llevado en una bolsa de plástico a pocas de su muerte era inaceptable para nosotros, resultaba tan ajeno, que no pudimos permitirlo”, agregó.

Cuando la familia se enteró de la enfermedad de Wendy decidieron dejar de lado las quimioterapias y las radioterapias e invertir ese dinero en un viaje por Europa. Regresaron en septiembre pasado cuando la señora Davison ya estaba demasiado enferma para continuar su viaje. Después visitó varias veces el Hospital Real de Derby y fue atendida por varios oncólogos. Pero cuando sintió que el final se acercaba, prefirió irse a su casa para pasar los últimos días al lado de su familia.

Sugerimos: ¿Por qué debería pensar en la muerte?

“Wendy murió tranquilamente, totalmente sedada, no sentía dolor, estaba en su casa, en mis brazos, con nuestro hijo Dylan y su siempre fiel perro Elvis que se acurrucó a su lado antes de que ella muriera”, dijo.

“Pasados cinco días su cuerpo no se había deteriorado significaticamente. Aunque pasaba a otra etapa se veía muy hermosa”, escribió en Facebook el señor Davison.

Las autoridades médicas aseguraron que es permitido mantener el cuerpo de los familiares fallecidos en casa durante una semana, desde que todo estuviera en orden y el cuerpo del fallecido no pusiera en riesgo la salud de otras personas.

Después de que pasaron los seis días el cuerpo de Wendy fue llevado a un crematorio con ayuda de la policía.

Recomendamos: El lado bueno de la muerte

Esta no es la primera vez que una familia decide pasar más tiempo de lo común con un cadáver. Un dispositivo de refrigeración llamado CuddleCot está disponible para los padres de bebés nacidos muertos que quieran pasar un tiempo con su hijo. Una pareja pasó 16 días con su bebé muerto, incluso teniendo el cuerpo para paseos en un cochecito de niño.

"Hablé muchas veces con Wendy acerca de la muerte. Creo que es un tema del que se debe hablar más", concluyó el señor Davison. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.