Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/27/2012 12:00:00 AM

Un perro para cada amo

Los veterinarios advierten que antes de comprar una mascota hay que estudiar si el carácter de la raza se adapta a la familia.

La decisión de tener como mascota a un perro muchas veces llega por accidente. El hijo se enamoró de un ejemplar, los tíos no tenían qué hacer con las crías de su perrita o, en el peor de los casos, lo compran en una tienda por los impulsos de la moda.

Édgar Gutiérrez, director de la clínica veterinaria de la Universidad de la Salle, señala que las anteriores circunstancias son formas poco apropiadas de llevar una mascota a la casa. Hacerlo así puede resultar en una experiencia funesta para todos.

El primer tema que se debe revisar es el de la vivienda. Se debe ver si la casa es apropiada para la raza que se piensa escoger. Algunas personas viven en apartamentos muy pequeños y compran perros muy grandes que pueden generar serios problemas de convivencia.
 
El otro factor que se debe tener en cuenta es quién lo va a cuidar mientras el resto de la familia trabaja. Así mismo, se debe reflexionar si hay ancianos en la casa pues “todos van a convivir y el perro no es un juguete que yo puedo prender y apagar a mi antojo”, dice el experto.

Pero tal vez lo más importante es ver la compatibilidad que hay entre la personalidad del amo y el carácter del canino.
 
Hay siete tipos de personalidades en los seres humanos, y según Gutiérrez, de acuerdo a ellas se debe escoger la raza. Si no se tiene en cuenta, lo más probable es que el perrito no se adapte a la familia y su presencia sea una tragedia. “Los dejan en la calle o no les dan el cuidado que merecen”, dice.

Por ejemplo, un amo tímido con un bull dog no van a tener una convivencia placentera, pues la raza de este animal está relacionada con perros de pelea y las personas tímidas son las más prudentes y pacíficas. El samoyedo, por otra parte, es un perro acostumbrado a vivir en manada, tiene un carácter fuerte y necesita como amo a alguien malhumorado. “Si no se le pone cuidado y disciplina termina de dueño de la casa”, dice Gutiérrez.

La idea es buscar que ambas personalidades sean parecidas. Por ejemplo, un french poodle y un amo fiestero son la mejor compañía porque ambos son extravertidos y les gusta saltar y correr. Los tímidos están en mejor compañía con un labrador o un golden retriever, y disfrutan de su mutua compañía al salir a trotar e incluso si simplemente permanecen en casa.

Los perros bóxer, por su parte, tienden a copiar las expresiones faciales de su amo. Son curiosos, les gusta explorar y se recomiendan para niños. Son la opción para la gente tierna.

El consejo es que antes de comprar perro o de recibirlo de algún amigo, la gente se asegure que es el indicado para esa familia.

Estas son otras recomendaciones para encontrar el verdadero amigo fiel.

Introvertidos: a estas personas se les recomienda un perro salchicha porque al igual que su amo, también disfrutan estar en casa. Según Gutiérrez, es una raza feliz, de temperamento amoroso, que transmite un ánimo positivo a su propietario.

Malhumorado: para personas de carácter fuerte la raza más indicada es bull dog, perros silenciosos y devotos a su familia. Como no les gusta la actividad física, ver televisión con su amo es su pasatiempo favorito. Aunque tiene un instinto protector, debe ser tratado con mucho tacto.

Alegre y juguetón: los beagle. Con su carácter afectuoso, apacible, amistoso y tolerante, se la llevan muy bien con los amos extravertidos y alegres. Por ser así, son también recomendados en familias donde hay niños.

Extravertido: el mejor amigo de las personas sociables y a quienes les gusta la buena vida es el french poodle, una raza que se identifica con estas características, y además es obediente y juguetón. Es ideal para niños y familias numerosas porque tiene la capacidad de adaptarse fácilmente y le gusta la actividad física.

Egocéntricos: los ideales para individuos independientes son los pug, perros de gran carácter y muy activos. Según Gutiérrez, esta raza se resume con la frase “mucho en poco”. No temen a perros de mayor tamaño y son caprichosos, pues no siempre acuden cuando se les llama sino cuando quieren. Son inteligentes y en su vejez disfrutan de los sillones y los cojines.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.