Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2014 12:00:00 AM

Una herida cerebral lo convirtió en genio de las matemáticas

Luego de una fuerte lesión, sus habilidades para la física y las matemáticas despertaron repentinamente.

Hace 12 años, Jason Padgett era un joven estadounidense que trabajaba en la tienda de muebles de su padre. Padgett era un hombre rebelde de 31 años, que conducía un Chevrolet Camaro color rojo e iba de rumba en rumba y era considerado el alma de la fiesta.

Sin embargo, un atraco a un bar karaoke en Washington cambió su vida para siempre. Luego de sufrir una profunda herida cerebral, el joven empezó a ver el mundo de otra forma y se obsesionó con la física y las matemáticas, cuando nunca antes había mostrado mayor interés por estas áreas.

Padgett fue diagnosticado como uno de los 40 hombres con el 'síndrome del sabio', en el cual una persona adquiere habilidades extraordinarias en matemáticas, arte o música, tras sufrir una lesión cerebral.

El hombre decidió escribir un libro en el que cuenta cómo se convirtió en un matemático, luego de un terrible accidente. En él cuenta cómo el 13 de septiembre del 2002, dos hombres lo golpearon en la parte de atrás de su cabeza y lo dejaron inconsciente. Cuando llegó al hospital, lo atendieron por una lesión en el riñón, pero fue dado de alta esa misma noche. Al despertar al día siguiente, empezó a notar detalles que antes no percibía.

Cuando fue al baño, se percató de las líneas perpendiculares que emanaban hacia afuera de la corriente. "Al principio me sorprendí y me preocupé, pero lo que vi fue tan hermoso que me quedé absorto unos buenos minutos", le dijo al diario New York Post.

Padgett dejó de ir a trabajar y se dedicó a estudiar matemáticas y física, centrándose en los fractales, patrones geométricos que se repiten. Su comportamiento cambió y dejó de ser extrovertido, las fiestas le dejaron de gustar, rechazaba visitas y cubría sus ventanas con cobijas.

Se obsesionó con los gérmenes y se lavaba las manos continuamente, ni siquiera abrazaba a su propia hija si ella no se lavara las manos. Padgett pensó que se estaba volviendo loco, pero la esperanza llegó después de ver un documental de la BBC sobre Daniel Tammet, un sabio autista.

“¡Eso es! Eso es lo que está pasando conmigo. ¡Dios mío, alguien más puede ver lo que veo!” recuerda que pensó después de ver el documental. 

Decidió acercarse al doctor Darold Treffert, psiquiatra experto en el síndrome del sabio, quien le diagnosticó esta patología.

Actualmente sólo 40 personas en el mundo han sido diagnosticados con el síndrome, y se han vuelto aparentemente inteligentes después de una lesión cerebral.

Padgett comenzó a entender más su situación cuando viajó a Finlandia para ser atendido por la doctora Berit Brogaard.

Brogaard utilizó máquinas de resonancia magnética funcional para estudiar el cerebro de Padgett y encontró que el lado izquierdo era más activo, especialmente en el sector parietal izquierdo, donde se aloja la lógica matemática.

Parece que después de la lesión, los neurotransmisores inundaron el lado izquierdo del cerebro del hombre y finalmente cambiaron su estructura, haciéndolo “hiperespecializado”.

Después de su diagnóstico, Padgett decidió aplicar su recién descubierta capacidad mental y compartir su conocimiento en una escuela pública.

Ahora, a sus 43 años, asegura que es un ejemplo de que todo el mundo tiene un potencial sin explotar, un “genio interior”.

“Creo que yo soy la prueba viviente de que estos poderes están latentes en todos nosotros. Me pasó a mí, le puede pasar a cualquiera”, escribe en su libro de memorias.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.