Lunes, 20 de octubre de 2014

| 2012/12/27 00:00

Único oso polar del zoológico de Buenos Aires murió de calor

Winner falleció el pasado martes a causa de una hipertermia por las altas temperaturas que azotaron la capital argentina.

El oso polar llamado Winner falleció el pasado martes. Foto: Jardín Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires

El único oso polar del zoológico de Buenos Aires, llamado Winner, falleció el pasado martes a causa de una hipertermia generada por las altas temperaturas que azotaron la capital argentina el lunes último, informó el director de Bienestar Animal de la institución, Miguel Rivolta.

"Winner murió por el excesivo calor. Las altas temperaturas fueron determinantes", explicó en un comunicado el veterinario Rivolta.

El Servicio Meteorológico de Argentina confirmó que el lunes pasado Buenos Aires registró una temperatura máxima de 36,7 grados Celsius, con una sensación térmica de 45,5 grados.

Rivolta dijo que tampoco se descarta que la pirotecnia lanzada en la capital argentina en la Nochebuena le haya provocado al oso "un cuadro de nerviosismo".

El veterinario afirmó que el martes, cuando "llegaron los especialistas, el oso ya estaba sin vida" y aclaró "que no se le administraron sedantes, previendo los efectos que produce la pirotecnia a los animales y porque está contraindicado".

Según el funcionario, "un animal dormido con calor tiene más probabilidades de morir porque no puede termorregularse mediante el jadeo o el acceso a una fuente de agua".

El oso, de 16 años y buen estado de salud, tenía un temperamento nervioso que se manifestaba esporádicamente y que habían logrado disminuir con adecuados cuidados, pero los inusuales picos de temperatura y la pirotecnia del pasado lunes dificultaron la normal termorregulación y le llevaron a la muerte.

El zoológico cuenta con un recinto para alojar en las mejores condiciones a los animales, con una pileta de 145.000 litros, pero el oso fue encontrado muerto en la vieja osera que tiene una pileta de 2,5 metros de diámetro que apenas permitía que el animal se pudiera refrescar.

El especialista, en declaraciones a los medios locales, aclaró que "por una cuestión de seguridad, los animales grandes se guardan de noche".

"Este espacio fue visitado por diferentes especialistas en manejo de animales de zoológicos y consideraron que cumplía con las condiciones internacionales para alojar a ejemplares de esta especie", expresaron las autoridades.

EFE                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×