Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/01/08 00:00

VIAJE CON BODA

La última moda en materia de turismo al Caribe son los planes que ofrecen 'luna de miel' con matrimonio incluido.

VIAJE CON BODA

MUCHAS DE LAS parejas que viajan de luna de miel al Caribe no se han casado. Pero no es que hayan decidido vivir juntos así no más. Lo que sucede es que en materia de bodas la moda actual es la de viajar a casarse en la misma isla paradisíaca elegida para pasar la luna de miel. De los millones de turistas de todo el mundo que escogen ese destino para sus vacaciones, un buen número no va sólo en busca de unos días de descanso y diversión sino a contraer matrimonio en un romántico paraje a la orilla del mar.
Las agencias de viajes que promueven estos novedosos paquetes turísticos en Colombia tienen planes para todos los presupuestos en diferentes destinos, en algunos de los cuales la boda tiene un costo adicional promedio de 500 dólares. Pero en la modalidad de 'todo incluido' llaman la atención los planes de la cadena Superclubs, que ofrece no sólo una luna de miel inolvidable en un lujoso hotel en Jamaica sino también una romántica boda por el mismo precio. "Un 30 por ciento de los colombianos que viajan a Jamaica son parejas que van en plan de contraer matrimonio en el mismo hotel donde pasarán su luna de miel", dice Rocío Rodríguez de la agencia Cielos Abiertos. Además del tiquete de avión -vía Sam-, los traslados, el hospedaje, las comidas y bebidas ilimitadas, los bailes y espectáculos nocturnos, los deportes náuticos y los impuestos, el plan incluye la boda y la fiesta. "El hotel se encarga, sin ningún costo adicional, de arreglar todo lo concerniente a la ceremonia del matrimonio y la recepción", agrega.
Los novios tienen para escoger una variedad de escenarios para casarse. Desde un sofisticado y elegante hotel de lujo hasta uno de ambiente más informal y familiar. Si lo prefieren, lo pueden hacer en un solitario paraje rodeado de mar y exuberante vegetación o también en el famoso yate que Aristóteles Onassis les dio como regalo de bodas a Grace Kelly y al príncipe Rainiero de Mónaco y que ahora pertenece al hotel Gran Lido. Sean Dixon, funcionario del hotel Sans Souci Lido, en Ocho Ríos, explica: "La ceremonia es oficiada por un ministro de la isla, generalmente en un gazebo (quiosco de bodas) ubicado sobre el mar, adornado con flores y con el acompañamiento de violines. Luego, el hotel organiza una recepción para los contrayentes y sus acompañantes en la que está incluida la champaña, el ponqué de bodas, los pasabocas y la música". Además de ser una boda romántica y diferente, esta es una opción que ahorra a los contrayentes gran parte de los trajines previos y muchos de los gastos que representa organizar una fiesta de matrimonio en su lugar de origen. Por eso no es de extrañar que a Jamaica lleguen cada semana parejas provenientes de todo el mundo con el propósito de tomar el sol caribeño y prometerse amor eterno en un escenario natural y sin más testigos que el mar y las palmeras. Victoria Molina, representante en Colombia de la cadena Superclubs, dice: "Este año por lo menos 35 parejas de colombianos se han casado en alguno de nuestros cinco hoteles en Jamaica". El único requisito para poder contraer matrimonio civil en Jamaica es el de llegar a la isla 72 horas antes de la boda y permanecer durante 72 horas más, señala. Una semana antes de la boda los futuros contrayentes deberán diligenciar en la agencia de viajes un formulario con todos sus datos y adjuntar sus registros civiles, si son solteros. Si son viudos o divorciados, deben enviar también el acta o la sentencia en que conste su estado civil actual. "La agencia se encarga de enviar los papeles y el hotel de hacer todos los trámites necesarios para que la boda se realice dos días después de su llegada a la isla", dice Victoria. Luego de la ceremonia los contrayentes reciben el certificado correspondiente para poder registrar su matrimonio civil en Colombia.
Si los novios viajan solos, el hotel consigue también los testigos que refrenden la unión. Sin embargo, la mayoría de los futuros contrayentes no llegan solos a Jamaica. Los novios generalmente viajan con sus familiares o amigos, quienes los acompañan no sólo durante la ceremonia sino también en su luna de miel. Por eso los modernos viajes de bodas ya no son de dos sino por lo menos de ocho personas.
De otra parte, según las representantes en Colombia de la cadena Superclubs, la mayoría de las parejas que contraen matrimonio civil en Jamaica son conformadas por personas divorciadas que realizan allí su segunda unión. Pero también algunos jóvenes que han celebrado su matrimonio católico en Colombia con toda la pompa del caso, se acogen a esta opción para repetir en su luna de miel la promesa de amor en un solitario paraje al aire libre. Y no faltan tampoco las parejas de casados que aprovechan el plan de 'todo incluido' para conmemorar su aniversario de bodas con una ceremonia especial de renovación de votos bajo el cielo jamaiquino.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.