Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2009 12:00:00 AM

Viejos enemigos

Enfermedades, afecciones y dolencias son los mayores temores de envejecer. Sin embargo, no son el fin de la existencia, pues siempre hay forma de prevenirlas y de tratarlas.

Hipertensión arterial
Es el aumento de la presión en las arterias. Muchos especialistas la consideran un síntoma de otras enfermedades como el infarto del miocardio y afecciones renales.

En la actualidad, se calcula que en los países desarrollados el 60 por ciento de personas ancianas sufre de hipertensión arterial.

La enfermedad hipertensiva, según el Ministerio de Protección Social, se constituye en la primera causa de morbilidad por consulta a partir de los 40 años y como la novena de ingreso hospitalario a partir de los 60 años en Colombia. Para prevenirlo, evite el sobrepeso y la obesidad; limite el consumo de sal, grasas, bebidas alcohólicas y café en exceso; y realice ejercicio físico.

Diabetes
La gente tiene diabetes cuando los niveles de azúcar en la sangre son muy altos. Según estudios de la Universidad Nacional, se prevé que para 2030, 350 millones de habitantes del mundo tendrán diabetes, con prevalencia en algunas poblaciones, en especial los adultos mayores y los que sufren obesidad.

Pablo Aschner Montoya, subdirector científico de la Asociación Colombiana de Diabetes, explica que además de ser una enfermedad muy común, su frecuencia crece en la medida en que aumenta la edad. Es decir, entre el 15 y el 20 por ciento de las personas mayores de 65 años la padecen. El principal factor de riesgo para tener diabetes es la obesidad. Aunque aún no existe una cura definitiva, es importante prevenirla con una alimentación saludable y manteniendo un peso normal; y tratarla con medicamentos para evitar complicaciones como retinopatía, ceguera o una falla renal crónica.

Enfermedad cerebrovascular
Es un problema de salud pública mundial. Según la Sociedad Colombiana de Cardiología, esta enfermedad es la cuarta causa de muerte en la población adulta y genera una alta discapacidad en los pacientes que la sufren. Comúnmente se le conoce como derrame cerebral.

Para prevenirla es fundamental atacar otros males como: la hipertensión arterial, la enfermedad cardíaca isquémica y arrítmica, la diabetes mellitus, la enfermedad valvular cardíaca y el abuso de alcohol. Según el Ministerio de Protección Social, las enfermedades de tipo cerebrovascular son causa importante de morbilidad a partir de los 65 años, con tendencia al incremento en edades superiores.

Cáncer de pulmón
En Colombia es la tercera causa de muerte por cáncer en hombres y la cuarta en mujeres. Más del 50 por ciento de los pacientes con cáncer de pulmón tienen más de 65 años en el momento del diagnóstico. Es una enfermedad en la cual se encuentran células tumorales o cancerosas en los tejidos de uno o ambos pulmones. Según el Instituto Nacional de Cancerología, en el país, de cada 100.000 mujeres, 11 tienen cáncer de pulmón; y de cada 100.000 hombres, 20 lo padecen. Alrededor de 2.500 personas mueren al año por este carcinoma. El consumo de tabaco es el principal factor de riesgo para tener esta enfermedad, así que la mejor forma de prevenirlo es dejar de fumar.

Al igual que la mayoría de los cánceres, si este es detectado a tiempo hay muchas probabilidades de que el paciente, a pesar de la edad, sobreviva y tenga una calidad de vida aceptable.

Osteoartritis
Es la forma más frecuente de artritis. Se considera una enfermedad degenerativa de las articulaciones que afecta principalmente a los ancianos. En Estados Unidos casi el 60 por ciento de la población la padece. La osteoartritis se caracteriza por la desintegración del cartílago articular y el hueso adyacente. Se presenta con mayor frecuencia en los dedos de las manos, las rodillas y la cadera. Según el geriatra José Fernando Gómez, existe un 35 por ciento de probabilidades de que sea hereditaria. Sin embargo, “los hábitos, modos y condiciones de vida son los que terminan determinando el padecimiento”, agrega. El exceso de peso, la edad y los golpes en las articulaciones son algunos factores de riesgo. Tener una vida activa físicamente y una alimentación rica en calcio puede ayudar a prevenirla.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.