Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/09/11 00:00

Vientos de moda

Las puertas de Colombiamoda se abren de nuevo. La casa Balmain, una de las más importantes del mundo, estará en Medellín.

Vientos de moda

En los últimos 11 años agosto se ha convertido en la fiesta de la moda. Comenzó tímidamente. Los primeros pinitos los hicieron diseñadores colombianos que comenzaban a incursionar en un mercado reservado exclusivamente para los modistos europeos. Pero lentamente la pasarela de Colombiamoda comenzó a llenarse de propuestas atrevidas, audaces desfiles y notables creaciones que a lo largo de estos años han permitido el lanzamiento de importantes diseñadores colombianos que hoy por hoy se están codeando con algunos de los más importantes a nivel mundial. Por la pasarela de Colombiamoda han desfilado los trajes diseñados por Silvia Tcherassi, Olga Piedrahita, Lina Cantillo, Carlos Pinel, los cuales han abierto sus boutiques en las exclusivas calles de South Beach en Miami. Otros como Ricardo Pava, John Miranda, Julián Posada, Amelia Toro han logrado posicionarse como los más destacados diseñadores en el medio colombiano, todo esto gracias a que Colombiamoda abrió sus puertas con el fin de que los creadores nacionales tuvieran por fin una vitrina para dar a conocer sus colecciones y los confeccionistas mostrar su oferta para el mercado nacional e internacional.

Pero Colombiamoda ha ido mucho más allá. Sus organizadores, en cabeza de Alicia Mejía y Roque Ospina, lograron que importantes firmas internacionales comenzaran a asistir a este evento de la moda en Medellín.

Pero quizás el paso más audaz en estos 11 años de existencia lo dieron el año pasado cuando el famoso Oscar de la Renta llegó a la capital paisa para que un puñado de modelos colombianas desfilaran por la pasarela de Americamoda y mostraran sus diseños de otoño y alta costura.

En su momento pocos le daban crédito a que este peso pesado de la moda se atreviera a pisar estas tierras que parecían únicamente destinadas al conocimiento del trabajo de los diseñadores nacionales.

Este año Colombiamoda redondeará su faena con la asistencia de una de las casas más importantes a nivel mundial como lo es la casa Balmain, a la que han pertenecido diseñadores de la talla del mismo Balmain, Erich Mortersen y Herbé Pierre, y entre ellos el dominicano Oscar de la Renta, que de nuevo llegará a Medellín con su última colección recientemente presentada en París.

¿Cómo se logró este milagro? No ha sido cuestión de azar. Alicia Mejía y Roque Ospina han hecho ladrillo a ladrillo la construcción de esta enorme feria que cada año atrae inversionistas internacionales ávidos por conocer la oferta de confección y diseño de la feria colombiana. A la par de estos dos pilares está Clara Echeverri, la persona que ha tenido la misión de contactar y convencer de venir a los compradores internacionales que año tras año visitan la feria.

Por otra parte, las instalaciones del recinto ferial casi no dan abasto para atender a los visitantes colombianos que año a año llegan en un número cercano a las 10.000 personas.

Esta vitrina del diseño, el modelaje, la creatividad y la imaginación tendrá este año la participación de 200 expositores y 17 desfiles. Paralelamente habrá un ciclo de conferencias que comprenderán las colecciones americanas y europeas, el Street Vision, la relación entre la Comunicación y la Moda y la percepción del color. Además los interesados podrán visitar su página web

www.Colombiamoda.com donde estará toda la información de la feria.

La feria, además, mueve por estos días de agosto negocios que se cuentan en millones de pesos única y exclusivamente alrededor del tema de la moda. De acuerdo con cifras estimadas por los organizadores, los contactos realizados durante la feria, luego del seguimiento de los departamentos de ventas, dan como resultado una facturación que alcanza los 3.000 millones de pesos.

Tras bambalinas Colombiamoda maneja un ejército de modelos, asistentes, luminotécnicos y empleados que genera 2.000 empleos directos y 10.000 indirectos. Su organización depende de Inexmoda, el Instituto para la Exportación y la Moda, que se ha preocupado por impulsar el sector textil y de confección, canales de distribución y afines, a través de sus dos ferias titulares Colombiatex, que se realiza en enero, y el de insumos y Colombiamoda, que se especializa en confección y moda. Además la entidad presta otros servicios como asesorías en moda, manejo de producto, street vision (que refleja el comportamiento del consumidor de moda) e informes de conceptos de temporadas.

Para el montaje de Colombiamoda, Inexmoda tarda seis meses en su organización y este año invertirá la suma de 700 millones de pesos en su realización. Pero Colombiamoda va más allá de las cifras y estadísticas. Para sus organizadores uno de los puntos más importantes es el de tender puentes a nivel internacional para un intercambio que permita actualizar a los colombianos en los últimos conceptos del diseño, igualmente dar a conocer sus avances en materia de confección y materias primas para la elaboración de sus colecciones.

Por todo esto en este momento Colombiamoda es una de las vitrinas más importantes en América Latina en el mundo de la moda. Y de nuevo este 15 de agosto y durante tres días en Medellín se hablará y se respirará solamente sobre moda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.