Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2015 8:05:00 PM

Los 10 consejos para ser un buen turista

En época de vacaciones y con la inminente exención de la visa Schengen, este listado hará que su viaje sea más que placentero.

Con los últimos trámites para la eliminación de la visa Schengen muchos colombianos ya empezaron a programar sus viajes a Europa. Aunque el pasaporte colombiano ya no genera la alarma como en las peores épocas de violencia y narcotráfico, el estigma no se borra por completo. (Vea: ¿Cómo viajar por Europa sin Visa Schengen?)

La discriminación que viven los colombianos fuera del país fue analizada por SEMANA tras identificar una ola grave y preocupante de una especie de ‘anticolombianismo’ hasta en países vecinos como Venezuela y Ecuador. Pero las historias de abusos también llegaron desde el viejo continente.

Aunque es una realidad que se haya encontrado bandas de narcotraficantes y apartamenteros en varios países, esto representa un porcentaje mínimo del grueso de connacionales que buscan estudio y turismo. (Vea: El fenómeno del anticolombianismo)

Para que haya un cambio cultural y de aceptación en el mundo hacia los colombianos debe haber acciones concretas que demuestren que los colombianos que nos representan son los James, Shakira, Rodolfo Llinás y Sofía Vergara, y no ese tipo de 'compatriotas' que se han hecho tristemente célebres, como el capo Pablo Escobar.

En algunos países la comida, el medio ambiente y hasta la forma de saludar son sagrados. Para que se deje de creer que los ‘colombianos son una plaga’, Semana.com publica esta recopilación –adaptada a nuestro contexto- de recomendaciones de blogs especializados en turismo para que a donde vaya y no sea su ciudad, los aplique y contribuya a derribar un mito injustificado y sea el mejor embajador de Colombia:

1. Respeto máximo a la cultura

Las tradiciones de los pueblos constituyen su esencia. Sea cuidadoso con los objetos que han sido dotados de sentido por los propios como monumentos, pinturas, edificios o iglesias. Si algo no se puede fotografiar, no insista. Por más extraño que le parezca un rito, aprécielo al máximo.

2. No se vaya sin saber nada

Leer un poco sobre el país o ciudad que visite le dará luces sobre la gente, sus costumbres, el idioma, clima y los lugares que debería conocer. Sin ninguna duda le facilitará su viaje y lo acercará a los lugareños.

3. Tratar de hablar el idioma

En un par de semanas no se va a hablar otro lenguaje pero sí se pueden aprender palabras clave que lo ubiquen en un momento necesario. Hola, cómo estás, hasta luego, cuánto cuesta, gracias.

4. Respete las señales y códigos

En muchos países una señal de tránsito es sagrada. Cada flecha tiene como objetivo ubicarlo, informarlo y alertarlo de posibles infracciones o peligros. Usted debe adoptar las reglas del país que visita y no esperan más de usted que respete sus formas y códigos de convivencia.

5. No desprecie los alimentos

Muchos lugareños que se quieren acercar a los turistas lo hacen por medio de la comida. Aunque en la calle o en las playas es a otro precio, menospreciar la comidad puede verse como un desaire. Esto no quiere decir que se tendrá que comer todo lo que le ofrezcan pero si no quiere, rechácelo de forma amable. Aunque piénselo bien: una de la formas de conocer una cultura diferente es por medio de su comida.

6. Sea responsable con sus desechos

En algunas partes el manejo de basuras es esencial y en otros no tanto. Usted podrá encontrar un cesto de desechos cada 20 metros y en otros sitios ninguno. Trate de que el rastro que deje sea la experiencia y nunca una envoltura en un lugar que no debe.

7. Mantener la distancia

Dar la mano, hablar muy cerca o tocar a los niños en la cabeza es considerado irrespetuoso en algunas culturas. Eso no significa que usted deba ser apático pero es necesario que mantenga la distancia y observe antes de, por ejemplo, estirar la mano.

8. Pase inadvertido y afine sus modales

Sea como sea siempre van a identificar que usted es un turista pero su vestimenta puede ser incómoda para los lugareños. Eso sí, en algunos sitios puede ser completamente indiferente. Lo ideal es que su forma de vestir no sea irrespetuosa según el contexto. Además, dicen que las nuevas generaciones colombianas no conocieron el Manual de urbanidad de Carreño. Eso no quiere decir que se deba ignorar por completo códigos básicos de respeto al otro. Así le estén prestando algún servicio trate a su interlocutor como un igual porque en últimas eso son y usted es el extranjero.

9. Tenga en cuenta a los lugareños

La relación turista – lugareño no siempre va a ser fácil. Barreras como el idioma, la desconfianza, estigmas o mitos urbanos ponen trabas a la relación. Con la tecnología de la mano muchos prefieren consultar su teléfono antes que hablar con un lugareño. Pero conocer a la gente y su forma de ver el mundo le dará un valor agregado a su viaje. Quizá nuevas rutas, cómo ahorrar dinero y tiempo en trayecto o hasta posada de necesitarla.

10. Ser pacientes y hacer la fila

En temporada alta turistas de todo el mundo, como usted, tratan de visitar lugares insignia como la Estatua de la Libertad en Nueva York, la torre Eiffel en París o la Gran Pirámide de Guiza en Egipto. Las filas van a ser interminables pero en algún momento se terminará. No se las dé de ‘vivo’ y respete pues el tiempo de todos vale lo mismo; no se dañe el viaje.
 
No solo en Colombia algunos pillos tratan de aprovecharse de los turistas que no saben dónde están parados; los encontrará en cualquier latitud. Tenga en cuenta que ser buen turista no es ser ingenuo. Ahora sí, inicie su viaje y deje en alto el nombre de Colombia.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.