Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/4/2004 12:00:00 AM

¡Viva el ritmo!

La nueva película del cine domo Maloka recorre los latidos de la percusión mundial y celebra la diversidad, la cultura, el ritmo y la humanidad.

Desde que se formó el universo siempre ha existido el ritmo. Y el primer medio de expresión humano estuvo asociado con la percusión. De los tambores africanos a los instrumentos electrónicos. golpes y figuras de todas las latitudes y épocas se reúnen en Ritmos, la nueva producción que desde el 2 de abril se exhibe en el cine domo de Maloka.

La película explora las fascinantes similitudes entre los ritmos modernos y aquellos que han utilizado por generaciones las culturas ancestrales, y que a lo largo de los siglos han llegado, desde caminos muy diversos, a resultados muy parecidos. Una prueba de que la música es un lenguaje universal, tanto en el espacio como en el tiempo.

Se trata, ante todo, de una celebración visual y auditiva de la diversidad y la cultura. Guía la aventura Stomp, una agrupación que se conformó en Brighton, afamado balneario británico, en el verano de 1991 y que se puede definir como "una combinación de percusión, movimiento y comedia visual". Desde entonces sus integrantes reciclan latas, escobas, agua, frutas, arena, enchufes y los transforman en instrumentos de percusión. Nunca han dejado de explorar nuevos objetos capaces de generar los ruidos más dispares, pues su motivación es encontrarlos aun en elementos urbanos aparentemente inertes. Stomp fue definido recientemente por la prestigiosa revista New Yorker como "talento de alto voltaje".

En esta producción se hacen presentes desde percusionistas japoneses Kodo hasta integrantes del grupo brasileño Timbalada, los encargados de tocar las campanas en la catedral de Winchester y los bailarines de hip hop de Nueva York. Esta ciudad es el hilo conductor del documental. En su panorama cambiante y diverso se manifiesta casi que en cada esquina la variedad de creencias, razas, costumbres y vestimentas que conforman la raza humana.

Pero la película va mucho más allá del ámbito estrictamente musical y cultural, muestra cómo prácticamente todos los objetos conocidos son capaces de generar sonidos armónicos y que en muchas ocasiones estos sonidos llegan a ser casi idénticos a los que emiten los instrumentos musicales convencionales.

La película también explora el mismísimo cuerpo humano, considerado el instrumento generador de ritmos más completo que existe.

Ritmos es la primera producción en formato gigante de los directores Steve McNicholas y Luke Cresswell. Además de música y danza, la fotografía de Christopher Landenberg y James Neirhouse presenta escenarios de belleza extraordinaria como desiertos, iglesias medievales y campos petroleros en alta mar. Es un canto de optimismo para un planeta separado por guerras y brechas económicas pero hermanado por el lazo irrompible de la música.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.