Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2009/05/30 00:00

Vivir con aire

Una especialista señala las razones científicas por las cuales los ambientes públicos cerrados deben ser ciento por ciento libres de humo.

Vivir con aire

La polémica por los dos ‘micos’ que se incluyeron en la ley antitabaco se calmó la semana pasada con el anuncio de que serán eliminados esos dos artículos que iban en contravía del espíritu de la ley. Este tipo de presiones por parte de la industria tabacalera no es nueva ni exclusiva de Colombia, sino que se ha presentado en países de la región como Argentina, Chile y México. De allí la importancia de explicar por qué es necesario que los ambientes cerrados sean ciento por ciento libres de humo y no aceptar falsas soluciones.

La propuesta de áreas de fumadores y no fumadores, que todavía defienden algunos, no funciona porque el humo queda suspendido en el aire y cuando las puertas divisorias entre los dos ambientes se abren y cierran el aire se mezcla, lo cual pone en riesgo a los no fumadores. “Es como tener una piscina con área de orinadores y no orinadores”, dice Guillermo Martínez, coordinador de educación de la Liga Colombiana contra el Cáncer
Además, una división así sería discriminatoria con el mesero que tiene que atender esa zona. Según datos de la OMS, una persona que trabaja durante ocho horas en un bar donde la gente fuma consume el equivalente a 10 cigarrillos. “Este individuo tiene derecho a trabajar en un ambiente sano”, dice Verónica Schoj, médica coordinadora nacional de Alianza Libre de Humo Argentina (Aliar), durante su visita a Colombia con motivo del Día Mundial sin Tabaco que se celebra el domingo 31 de mayo.

Los aparatos purificadores de aire tampoco sirven, según los expertos consultados, pues simplemente eliminan el olor pero no las sustancias cancerígenas que contiene el cigarrillo, que son más de 250. Estas quedan suspendidas en el aire y son fácilmente inhaladas por las personas que se encuentran en el lugar.
Otra razón poderosa para apoyar esta iniciativa es que en ambientes cerrados ciento por ciento libres de humo los fumadores consumen 30 por ciento menos de cigarrillos. Esto no sólo es bueno para los que ya tienen el vicio sino para los que aún no están adictos ya que desincentiva el hábito en menores en 29 por ciento. Esto se debe a que estarían menos expuestos al cigarrillo en el colegio, en los bares, discotecas y restaurantes.

La British American Tobbaco (BAT), tiene una campaña para crear conciencia en los comerciantes para que no les vendan cigarrillos a los menores y soliciten cédula de ciudadanía, como se hace en algunos países con el licor. Con los padres de familia buscan evitar que ellos los manden a la tienda por cigarrillos. “Creemos que la decisión debe ser tomada por personas adultas”, dice la BAT en un comunicado.

Para la Liga de Lucha contra el Cáncer, esta herramienta también es errada porque “los tenderos no le niegan un cigarrillo a nadie”, dice Martínez. Además sólo el 10 por ciento de la población se hace fumadora después de los 20 años. La mayoría lo hace a los 12 años. Tampoco consideran apropiado el mensaje de que se trata de una decisión adulta pues esto significa “darle una perspectiva al problema de que sólo los menores están en peligro y eso no es cierto. El problema es de todos”, dice Schoj.

Tanto los fumadores como los no fumadores que aspiran el humo de segunda mano están en peligro. Los primeros tienen alto riesgo de desarrollar cáncer de pulmón o sufrir de un infarto. Los pasivos, por su parte, tienen 40 por ciento más probabilidades de desarrollar cáncer de mama y afecciones pulmonares.
Finalmente, los activistas antitabaco dejaron en claro que la idea no es discriminar a los que fuman y en este sentido no se trata de prohibir sino de reglamentar los espacios en donde esto se puede hacer para no afectar a terceros, tal y como sucede con las normas para no conducir embriagado. “El fumador tiene derecho a fumar pero no a enfermar”, sostiene la experta.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.