Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2012 12:00:00 AM

Vivir solo o sentirse solo podría restarle años a su vida

La soledad puede impulsar cambios químicos en el cerebro y en las hormonas que pueden ser desfavorables para la salud, según estudios.

Aquellos que dicen que la mejor compañía es uno mismo, podrían estar completamente equivocados. En dos nuevas investigaciones publicadas en los Archivos Internacionales de Medicina, vivir solo o sentirse solo pueden incrementar la probabilidad de contraer una enfermedad o de muerte a temprana edad.
 
El primer estudio fue dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard, quienes le hicieron un seguimiento a 45.000 pacientes con problemas cardiacos. Después de cuatro años concluyeron que era más probable que aquellas personas que vivían solas murieran de un infarto. Los investigadores se asombraron al encontrar que los pacientes jóvenes, entre 45 y 65 años, tenían un 24% de riesgo de muerte a temprana edad, 12% más que aquellos que estaban entre los 66 y 80 años.
 
Es curioso pensar que el grupo de pacientes jóvenes es más propenso a sufrir de un infarto que el grupo de los viejos. Sin embargo, la conclusión de los psicólogos tiene sentido pues vivir solo es menos común para el grupo de jóvenes, y este estilo de vida solitario puede significar problemas sociales y psicológicos, que finalmente afectan la salud.
 
El segundo estudio fue realizado por la Dra. Carla Perissinotto, profesora de medicina de la Universidad de California, quien indicó que el incremento de la probabilidad de muerte a temprana edad, no se da solamente por vivir solo sino también por sentirse solo. Perissinotto analizó por 6 años el estado de 1.600 participantes con un promedio de 71 años de edad, que habían contestado una encuesta de soledad. Al final concluyó que aquellos que indicaron que se sentían solos, eran más propensos a tener dificultades de movilidad para realizar tareas cotidianas tales como subir escaleras. El resultado más impactante fue que los participantes solitarios eran 45% más propensos a morir en esos 6 años que los demás.
 
La soledad puede impulsar cambios químicos en el cerebro y en las hormonas que pueden ser desfavorables para la salud. Estos dos estudios comprueban que la compañía y el apoyo de sus allegados pueden sumarle unos cuantos años de vida.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.