Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/1/1992 12:00:00 AM

"YO TARZAN, ZANAHORIO"

Los editores de la revista Vogue van a los tribunales por publicar sugestivas fotografías de Tarzán y Jane.


LOS EDITORES DE la revista norteamericana Vogue sabían que el número de abril iba a ser especial. ¿El motivo? Celebrar los 100 años de esta publicación que nació en Nueva York el 17 de diciembre de 1892-. En la edición de casi 600 páginas se hace la remembranza de un siglo de estar mostrando el mundo de la moda. Lo que no imaginaron es que la edición aparecería en los titulares de los diarios por culpa de un artículo, al final de la revista, titulado "Tarzán, meet Jane".
La semana pasada los abogados de la firma que maneja los derechos de los sucesores de Edgar Rice Burroughs -el creador del hombre mono- presentaron una demanda en la Corte Distrital de Manhattan contra la revista y su casa matriz, Condé Nast Publicationes, por utilizar sin autorización la imagen del rey de la selva. La compañía Edgar Rice Burroughs Inc. -radicada lógicamente en Tarzana, California- y cuyos propietarios son todos sus descendientes, afirma que la revista se apropió indebidamente del personaje para un propósito comercial.
El artículo de 14 páginas muestra a Tarzán, con su habitual taparrabos, en románticas poses con una sensual Jane, quien luce diversos modelos de verano. Las fotografías van acompañadas de pie de fotos tales como "la historia es un clásico: la chica, el tipo y su encuentro en la jungla"... "nada como un celoso elefante para agregar una emoción extra a un romántico encuentro"... Esto en opinión de los herederos de Burroughs empaña la reputación del hombre mono. A tal punto, que los abogados piden una indemnización de un millón de dólares.
Según la demanda, las sugestivas poses sexuales del artículo son "inconsistentes con la buena, sana y atractiva imagen de Tarzán y Jane, la cual ha sido cultivada, desarrollada y mantenida durante 70 años ". El abogado de la compañía Burroughs, Roger Zissu, dijo que el nombre de "Tarzán" y "Tarzán y Jane" está registrado y protegido por la ley. Igualmente señaló que la imagen de Tarzán en taparrabos con un cuchillo en su cadera y en la selva, así como su imagen con las manos en la boca dando su tradicional alarido, también están registrados y no pueden utilizarse sin autorización de los herederos del creador del personaje. En opinión de la revista lo que se hizo fue un "apropiado uso editorial de personajes de dominio público ".
Pero lo cierto es que los realizadores de por lo menos 40 películas sobre Tarzán, o quienes a lo largo de siete décadas han utilizado su figura comercialmente han pagado estos derechos y han sido compelidos por los sucesores de Burroughs a ajustarse a la zanahoria imagen del original y nunca han autorizado a que se hagan referencias a su vida sexual. El clásico de Edgar Rice Burroughs, acerca de un noble inglés criado por los monos en las selvas del Africa ha sido interpretado, bajo estas cláusulas, en el cine por atletas como Johnny Weissmuller, Buster Crabbe y actores como Christopher Lambert, quien en la versión del director Hugh Hudson "Greystoke: La leyenda de Tarzán rey de los monos" demuestra que el hombre salvaje puede ser más noble que el civilizado.
Esta no es sin embargo la primera vez que los herederos de los derechos de Tarzán entablan un pleito para proteger la imagen del hombre mono. En 1981, la película "Tarzán el hombre mono", protagonizada por el musculoso Miles O'Keeffe y la sensual Bo Derek fue también objeto de un pleito ante los tribunales. "Nosotros perdimos el caso, pero el juez obligó a la Metro Goldwyn Mayer a editar buena parte de las escenas en que la voluptuosa Jane aparecía semidesnuda junto a Tarzán".
Pero detrás de esta cruzada moral para proteger la reputación del legendario personaje de Burroughs, lo que existe es un lucrativo negocio familiar que no puede pasar por alto cualquier dividendo. Como dice el abogado de los sucesores del creador de Tarzán, "el único negocio de mis clientes son sus derechos. Y si todo el mundo piensa que puede utilizar libremente la imagen de Tarzán eso arruinará sus ingresos".--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.