Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/03/21 11:05

Consejos para prevenir el Zika

El mosquito que transmite este virus no está de vacaciones. Estas son algunas recomendaciones para que en la temporada de Semana Santa no lo coja por sorpresa.

Virus del Zika Foto: AFP

El inicio de Semana Santa marca la primera temporada de vacaciones para muchos colombianos y se espera el desplazamiento de miles de personas hacia zonas de clima más cálido, hábitat natural del zika, dengue y el chikungunya. Aunque controlar el mosquito transmisor ha sido una labor complicada, existen formas de prevenir las picaduras.

Los datos del Ministerio de Salud muestran que a la fecha se han notificado 51.473 casos de zika, 26.961 de dengue y 474 mil de chikungunya desde que empezó la epidemia en 2014. Se espera un aumento de estos números por la llegada de la semana mayor. Lo anterior, sumado a la intensidad del actual fenómeno de niño, que ha aumentado la temperatura, el ciclo de reproducción del virus es mucho más rápido.

Por eso, el Misterio de Salud publicó un boletín de información para evitar la infección de este virus en la temporada de vacaciones. Recomienda evitar las picaduras con medidas como aplicar repelente, no solo en las áreas expuestas sino también en la ropa. Cuando se utiliza protector solar este se debe aplicar antes que el repelente. Cabe recordar que el uso de estos productos está contraindicado en niños menores de dos meses. En los niños es de importante utilizar ropa que cubra las extremidades.

Utilizar toldillos y mosquiteros en las camas de lo niños es otra de las medidas. Es más frecuente encontrarse con el mosquito en el día que en la noche por eso el uso de mosquiteros no debe dejarse solo para el momento de dormir, también al tomar un descanso durante el día.

El Centro de Control y prevención de enfermedades, de Atlanta, Estados Unidos (CDC) recomienda el uso de preservativos debido a que la enfermedad puede ser transmitida por vía sexual. Además, por la estrecha relación entre el virus del zika y el desarrollo de malformaciones congénitas como la microcefalia, se recomienda que las mujeres que tienen sospecha de un embarazo se abstenga de viajar a clima caliente. La infección causa mayor daño al feto en las primera semanas de gestación. No existe vacuna contra el virus y el uso de medicamentos como la tiamina no tienen ningún efecto protector contra el.

Para la población que vive en las zonas donde el Aedes Aegypti hace parte del día a día, es importante el conocimiento sobre el manejo de aguas residuales. Reducir los criaderos de larvas del mosco en espacios públicos como hoteles, iglesias, centros recreativos y otros lugares a donde van los turistas. La mejor manera es lavar las paredes de los tanques de agua con cloro, pues esto mata los huevos del mosquito. Además hay que mantener estas reservas de agua tapadas y limpiar los patios y botar los residuos sólidos donde se puede acumular agua, como llantas y recipientes.

Aunque la mayoría son leves, si se llegan a presentar síntomas de la enfermedad es importante acudir un centro de salud para que se haga una evaluación médica. No se recomienda tomar medicamentos AINES como ibuprofeno, naproxeno o diclofenaco, debido a que en un principio el virus produce los mismos malestares que un dengue. De ser un diagnóstico de dengue y no de zika el riesgo de hemorragia aumentaría con dichos medicamentos.

La enfermedad tiene un periodo de incubación de una semana. Los síntomas que se presentan son fiebre, malestar general, irritación de los ojos, dolor de cabeza, aparición de un brote que produce escozor en cualquier parte del cuerpo. En algunos casos produce dolor abdominal, vómito y diarrea. La mayoría de los pacientes mejoran a los cuatro o siete días. Pero es importante que el médico realice una evaluación para descartar dengue.

Los pacientes mayores de 65 años o menores de un año, las personas que sufren de VIH u otra enfermedad que disminuya su sistema inmune y las mujeres embarazadas, son consideradas población de riesgo debido a que son vulnerables a desarrollar las complicaciones más severas de la enfermedad: microcefalia, Guillain Barré y meningoencefalitis. En esta población el diagnóstico de Zika debe ser confirmado por un laboratorio y los pacientes deben seguir una evaluación médica estricta.

El tratamiento del Zika se basa en tratar los síntomas con medicamentos que controlen la fiebre y el dolor como el Acetaminofén, tener una buena hidratación con sueros fisiológicos y mantener el reposo en cama. La mayoría de los pacientes mejoran sin presentar secuelas.

Los colombianos empiezan una nueva temporada de vacaciones, pero el zica no descansa, evitar las picaduras, seguir las recomendaciones y tener conciencia de que estas enfermedades son una amenaza real. Así, es posible que el número de infectados no se multiplique después de la semana mayor.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.