Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2010/07/21 00:00

Descubren una estrella con un peso de 320 veces la masa del Sol

La estrella, denominada R136a, a unos 165.000 años luz de distancia, tiene una masa actual de 265 masas solares.

Descubren una estrella con un peso de 320 veces la masa del Sol

Un equipo de astrónomos ha descubierto un grupo de estrellas con la mayor masa hallada hasta el momento, una de ellas con un peso de nacimiento de 320 veces la masa del Sol, informó hoy el Observatorio Europeo Austral (ESO).

La estrella, denominada R136a, a unos 165.000 años luz de distancia, tiene una masa actual de 265 masas solares y fue localizada gracias al telescopio VLT (Very large Telescope) del ESO en Chile en combinación con información del archivo del telescopio espacial Hubble de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA).

R136a1 no es sólo la estrella más masiva descubierta hasta el momento, sino que también es la más luminosa, unas 10 millones de veces más que el Sol.

"Debido a la rareza de estos monstruos, creo que es improbable que este nuevo récord sea superado dentro de poco", afirmó el profesor Paul Crowther, de la Universidad de Sheffield (Gran Bretaña), quien dirigió al equipo.

El límite máximo aceptado hasta el momento era de 150 veces la masa solar, recuerda el ESO en una nota.

La estrella R136a fue descubierta en dos cúmulos estelares jóvenes, NGC 3603 y RMC 136a.

NGC 3603 es considerada por el ESO "una fábrica estelar" donde las estrellas "se forman intensamente en las extensas nubes de gas y polvo de la nebulosa, ubicada a 22.000 años-luz de distancia del sol".

RMC 136a es un cúmulo de estrellas calientes jóvenes y masivas, situado dentro de la Nebulosa de la Tarántula, en una de nuestras galaxias vecinas, la Gran Nube de Magallanes, a 165.000 años-luz de distancia.

El profesor Crowther señaló que "a diferencia de los humanos, estas estrellas nacen pesadas y pierden peso con la edad".

"Al tener un poco más de un millón de años, la estrella más extrema R136a1 está en una edad mediana y ha sufrido una intensa pérdida de peso, despojándose en ese lapso de una quinta parte de su masa inicial o más de 50 masas solares", añadió Crowther.

Según el ESO, algunas de las estrellas localizadas tienen temperaturas superficiales sobre los 40.000 grados. Es decir, "unas siete veces más caliente que nuestro sol".

Si la R136a1 reemplazara a nuestro sol, señala el profesor Rafael Hirschi, de la Universidad de Keele (Gran Bretaña), "su alta masa reduciría la duración del año de la Tierra a tres semanas y bañaría a la Tierra con una radiación ultravioleta increíblemente intensa, haciendo imposible la vida en nuestro planeta".

Desde el Instituto Astrofísico de Potsdam (Alemania), el astrónomo Olivier Schnurr señaló que las estrellas más pequeñas localizadas "tienen un límite de unas 80 veces más que Júpiter, bajo el cual son estrellas fallidas o enanas marrones".

"Nuestro nuevo descubrimiento apoya la visión previa de que también hay un límite superior que determina cuán grandes pueden llegar a ser las estrellas, si bien ese límite se incrementó por un factor de dos, hasta unas 300 masas solares", añadió el investigador alemán.

Según el ESO, sólo cuatro estrellas pesaron al nacer más de 150 masas solares, sin embargo son responsables de casi la mitad del viento y del poder de radiación de todo el cúmulo, que comprende unas 100.000 estrellas en total.

La estrella con más masa hallada, R136a1, por sí sola emite energía a su alrededor en un factor de más de 50 comparado con el cúmulo de la Nebulosa de Orión, la zona de formación de estrellas masivas más cercanas a la Tierra.

Según Crowther, comprender cómo se forman las estrellas muy masivas es difícil debido a sus cortas vidas y fuertes vientos.

Por ello, subraya el investigador británico, identificar casos tan extremos como el de R136a1 aumenta más el desafío para los teóricos. "O bien nacieron tan grandes o estrellas más pequeñas se fusionaron para producirlas", señala.

Estrellas entre unas 8 y 150 masas solares explotan al final de sus cortas vidas como supernovas, "dejando atrás exóticos remanentes como estrellas de neutrones o agujeros negros", afirmó el ESO. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.