Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/31/2010 12:00:00 AM

En Marte podría haber "restos de vida"

Un equipo de científicos en Estados Unidos identificó rocas que, dicen, podrían contener evidencia de vida en el planeta rojo.

;
BBC
Los investigadores llevaron a cabo el hallazgo en una región de Marte conocida como Nili Fossae.
 
Según los científicos, esta zona marciana es un "vivo retrato" de una región en Australia donde ha quedado enterrada y conservada evidencia de la vida más antigua de la Tierra.
El estudio, publicado en Earth and Planetary Sciencie Letters, afirma que se trata de fósiles de 4.000 millones de años de antigüedad.
 
Pero los científicos subrayan que necesitan analizar esa región de Marte mucho más detalladamente para saber si realmente se trata de signos de vida o de alguna característica formada por procesos geológicos.
 
El Nili Fossae es una fractura en la superficie de Marte que ha intrigado a los científicos desde 2008 cuando fueron descubiertas rocas que contenían minerales de carbonato.
Cuando un ser vivo es enterrado se convierte casi siempre en carbonato. Así que ese hallazgo fue el primer signo claro de que podría existir vida en Marte.
 
Ahora, un equipo del Instituto para la Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre, o SETI, en California, comparó esas rocas marcianas con las de la región de Pilbara en Australia Occidental.
 
Los científicos creen que los mismos procesos "hidrotérmicos" que preservaron los marcadores de vida en esa región de la Tierra pudieron haber ocurrido en la región de Nili Fossae en Marte.
 
"En la región de Pilbara se ha conservado la evidencia más antigua de vida en la Tierra" dijo a la BBC el doctor Adrian Brown, quien dirigió la investigación.
 
"Y cuando localizamos carbonato en Marte, esto nos dio un buen indicio de que la región de Pilbara era un vivo retrato de Nili Fossae y que allí deberíamos buscar indicios de vida primitiva en ese planeta".

Vivo retrato
 
Los minerales de carbonato de Pilbara, como carbonato de calcio, surgen de restos fosilizados de conchas o huesos y ofrecen una forma para investigar las primeras formas de vida que existieron en la Tierra.
 
Ahora los científicos utilizaron un instrumento en la sonda de reconocimiento de Marte (MRO) de la NASA, que utiliza luz infrarroja para analizar las rocas de Nili Fossae.

Posteriormente usaron la misma técnica para estudiar las rocas de la región de Pilbara.
"Pilbara es una región muy fría" explica el doctor Brown.
 
"Es una parte de la Tierra que ha logrado mantenerse en la superficie durante unos 3.500 millones de años, casi el 75% del tiempo que ha existido la Tierra".
 
"Esto nos da una oportunidad de mirar lo que ha ocurrido en la Tierra desde sus primeras etapas", agrega.
 
Los investigadores descubrieron que las rocas de Nili Fossae son muy similares a las rocas de Pilbara, en términos de los minerales que contienen.
 
Y creen que esto es un indicio de que en Nili Fossae podría haber restos de vida primitiva.
 
El equipo esperaba poder estudiar más de cerca esas rocas.
 
Existía la posibilidad de que la próxima misión de la NASA a Marte, que será lanzada el próximo año, visitara Nili Fossae y desenterrara esa potencial evidencia de vida.
 
Sin embargo, la agencia estadounidense recientemente expresó que ese sitio rocoso y antiguo era muy peligroso para colocar a su sonda exploradora.
 
El vehículo, llamado Laboratorio de Ciencia de Marte, será el último que llegue al planeta rojo hasta 2018 y los científicos esperan ansiosos el anuncio de la NASA sobre el lugar donde será ubicado.
 
Para los científicos del SETI, quizás será la última oportunidad para poder resolver el misterio de si existe o no vida en el planeta rojo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1838

PORTADA

Maduro: ¡Atrincherado!

Con 100 muertos en la calle y la comunidad internacional en contra, Maduro desafía al mundo con la constituyente. Su futuro depende de los militares y de sus propias disidencias.