Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2003/11/10 00:00

¡A mandar la parada!

Sale al mercado una nueva droga para combatir la disfunción eréctil. Promete actuar más rápido y ayudar a quienes lo han probado todo sin resultado.

En el mundo existen 150 millones de hombres que sufren de disfunción eréctil. Levitra es la nueva opción que les ofrece el mercado y según sus promotores es más rápida que Viagra.

Para millones de hombres 1998 fue un año especial. Lo que hasta entonces parecía un sueño inalcanzable se convirtió en una realidad con el lanzamiento de Viagra, un medicamento destinado a ayudar a los más de 150 millones de hombres que sufren de disfunción eréctil en el mundo. Por cinco años la famosa pastilla azul ha reinado solitaria entre aquellos que deciden buscar ayuda médica pero una nueva droga viene a disputarle la hegemonía. Se trata de Levitra, desarrollada por Bayer y GlaxoSmithKline y conocida científicamente como vardenafil.

Tanto Viagra como Levitra trabajan contrarrestando los efectos de una enzima llamada PDE5, incrementando el flujo de sangre al pene y reduciendo la relajación muscular. Pero la nueva opción ofrece otras ventajas adicionales. La más promocionada es, sin duda, la promesa de actuar en menos tiempo, un factor decisivo en un asunto en el que la espontaneidad es básica. Aunque aún no existe un estudio comparativo entre los dos medicamentos algunos pacientes aseguran haber sentido los efectos de Levitra en 20 minutos, mientras que el Viagra necesita un promedio de 40 minutos para lograr su objetivo. Sin embargo el efecto de ambos medicamentos dura aproximadamente el mismo tiempo: entre tres y cuatro horas.

Para aquellos a quienes se les hacía difícil tener el estómago vacío a la hora de tomar Viagra, Levitra promete hacer el milagro aun después de ingerir una comida normal, es decir, no muy grasosa, e incluso luego de tomarse algunas copas. Este factor también ayuda al aspecto romántico de la relación.

En cuanto a los efectos secundarios, ambos medicamentos están prácticamente empatados. Tanto el Levitra como el Viagra pueden causar dolor de cabeza, enrojecimiento facial, rinitis y molestias estomacales, todos síntomas que duran pocas horas y pueden ser manejados disminuyendo la dosis hasta encontrar la mínima necesaria.

Con el lanzamiento del producto el mercado de este tipo de medicamentos se ha estimulado. Sólo en Estados Unidos se estima que 30 millones de hombres sufren de disfunción eréctil, cifra que puede llegar a 150 millones en todo el mundo. Aunque aún hay un alto porcentaje de pacientes que no buscan tratamiento las ventas de Viagra en todo el mundo alcanzan 1.700 millones de dólares, una cifra muy atractiva para cualquier potencial competidor.

Pero sin duda los más beneficiados con la naciente competencia son aquellos pacientes que no han hallado los efectos deseados en el Viagra. "Estos pacientes han encontrado que tomando Levitra obtienen hasta 50 por ciento más de efectividad", dice el médico urólogo Hernán Aponte. Además Levitra es más eficaz en pacientes de difícil manejo, como aquellos que sufren de diabetes, por ejemplo", añade Aponte.

Con el abanico de posibilidades que ofrecen los diferentes laboratorios ahora no hay excusa para no buscar solución a un problema que hasta hace poco era sinónimo de vergüenza y con el cual muchos sufrían en silencio.

La competencia apenas comienza, animada además por el reciente lanzamiento de cialis, otro medicamento de la misma familia, que es conocido popularmente como "el del fin de semana" por su larga duración. Pero Viagra sigue llevando la ventaja, no sólo por ser el más conocido sino, sobre todo, por tener 17 millones de usuarios en todo el mundo y haber sido estudiado en todas las condiciones imaginables.

Más información en www.levitra.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.