Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/3/1990 12:00:00 AM

AGENTES DELATORES

Los científicos están cerca de encontrar un examen que permita detectar la diabetes, años antes de que aparezca.


Si resulta, la noticia se convertiría en uno de los grandes hitos de la medicina en este final de siglo.
Millones de personas en el mundo, con la terrible perspectiva de convertirse en diabéticos insulinodependientes, tendrán la podbilidad de controlar su enfermedad desde mucho antes de que los síntomas aparezcan.

Por el momento, la esperanza es noticia en los círculos científicos. Un grupo de investigadores americanos ha afirmado que creen estar muy cerca de producir un exanen simple y fácil de aplicar para detectar personas propensas a desarrollar diabetes. El hecho de obtener un examen que pueda predecir los casos de diabetes Tipo 1, también llamada diabetes juvenil porque la sufren los niños y los adolescenles ha dado gran relevancia al tema.
Esto significaría la posibilidad de evitar, con un tratamiento temprano, que la enfermedad llegue a un punto crónico.

En este tipo de diabetes, las células del pancreas productoras de insulina son atacadas y destruidas por el propio sistema inmunólogico de la persona. Aunque la razón para que esto suceda no se conoce con precisión, los científicos creen que puede deberse a un virus o a algún tipo de veneno ambiental que inicia el proceso en el organismo de personas susceptibles a la diabetes.
El test permitiría ubicar en la sangre los anticuerpos que indican, años antes de que los síntomas de la enferrnedad se manifiesten, que las células productoras de insulina están siendo destruidas. El proceso consiste en que las células beta productoras de insulina contienen antígenos, una sustancia que estimula la producción de anticuerpos. El ataque es mortal y las células son destruidas Los investigadores han podido determinar que estos anticuerpos pueden detectarse en la sangre varios años antes que aparezcan los síntomas de la diabetes. De hecho los síntomas -azúcar alta en la sangre, sed, urinación excesiva no se hacen evidentes hasta que del 80 al 90% de las células beta han sido destruidas
Durante años, los científicos han tratado de identificar una proteína o la sustancia proteínica -antigenos que estimule al sistema inmunológico a crear otros anticuerpos que combatan a los destructores de las células beta. Encontrarlas y poder producirlas en gran escala significaría un gran paso hacia el control de la enferrnedad de quienes inevitablemente llegarán a convertirse en individuos dependientes de la insulina. Hasta hace poco se trabajaba con el antígeno 64-K llamado así por su masa molecular. Se presume que el 80% de los diabéticos posee anticuerpos para esta proteina. Sin embargo, ésta se encuentra en niveles tan bajos que son difíciles de detectar. Aun que se ha avanzado mucho en las investigaciones, la protena todavía debe ser aislada y estudiada para encontrar el gen que la produce. Esto hace parte de los pasos necesarios para producirla en gran escala, puesto que en el cuerpo humano sólo está disponible una pequeña cantidad. Por el momento, los laboratorios la están extrayendo del páncreas animal procedimiento que sólo se aplica en 106 laboratorios a nivel experimental. Otros investigadores de Filadelfia descubrieron hace poco un nuevo antígeno de la célula beta, que hasta ahora parece ser el mejor candidato para detectalr los; anticuerpos de una potencial diabetes. Los investigadores aseguran que es dos veces el tamaño molecular del 64 K y que no es sólo proteína.

En el momento de detectar las personas potencialmente diabéticas, sería posible intervenir en este relativamente lento proceso con terapias en las que se aplique un temprano suministro de insulina por otros medios. De conseguirlo, este test marcaría un hito en la historia médica. Millones de personas en el mundo sufren de esta enfermedad que produce entre otras cosas, ceguera, ataques al corazón y daños severos en los vasos sanguíneos y en varios órganos.

En contraste con estos métodos que se utilizan hoy en día -que no pueden cubrir a un gran número de personas y que se apoyan en un juicio visual sobre la presencia de los anticuerpos-, los científicos aseguran que el nuevo examen que están desarrollando debe operar como los que escanografían múltiples muestras de sangre en los casos de hepatisis y sida.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.