Martes, 17 de enero de 2017

| 2005/01/30 00:00

Arterias en 3 D

Un novedoso equipo permite ver las arterias desde cualquier ángulo para evaluar con más precisión los problemas vasculares.

El equipo no solo permite ver los problemas sino hacer intervenciones para corregirlos. El examen se practica en pacientes con aneurismas y obstrucciones coronarias, entre otras patologías.

JULIÁN PEÑA, UN campesino llanero, llegó la semana pasada al servicio de urgencias de la Fundación Santa Fe con un dolor agudo. Era un infarto del miocardio. Al día siguiente fue sometido a una arteriografía, un examen para mirar las arterias coronarias. Se encontró obstrucción en tres de ellas y se determinó el procedimiento indicado para destaparlas.

El aparato con el cual se hizo el diagnóstico fue un angiógrafo digital rotacional que acaba de adquirir la Fundación y que comenzó a funcionar la semana pasada. Los angiógrafos se utilizan desde hace varios años para estudiar los vasos sanguíneos en todo el cuerpo. Pero este tiene un elemento novedoso: que toma las imágenes haciendo una rotación y, con la ayuda de sofisticados programas de computación, le ofrece al médico una imagen dinámica tridimensional de la arteria en estudio. El resultado es un mejoramiento de la visión del especialista para que pueda hacer un mejor diagnóstico del problema. "Es como pasar de ver un plano a una maqueta", dice Carlos Andrés Carvajal, cardiólogo de la Fundación especializado en hemodinamia. El aparato incluso permite obtener un video en el que el médico observa la arteria como si viajara dentro de ella.

Esta nueva tecnología beneficia al paciente. Por un lado debe someterse a sólo una inyección del medio de contraste, un líquido que al inyectarse permite ver los vasos sanguíneos. Esta sustancia puede causar efectos adversos en algunos pacientes, sin embargo, con el nuevo angiógrafo se disminuye este peligro pues se requiere de una dosis menor, con lo cual se reducen las complicaciones. Pero lo más importante es que las imágenes que obtiene el médico son mucho más claras, lo que le permite evaluar mejor al paciente, tener más información y planear de esta manera un tratamiento en forma más rápida. "Si es el caso, es posible hacer una intervención en el momento del examen", dice Sonia Bermúdez, radióloga intervencionista. Por ejemplo, colocar prótesis aórticas o llevar a cabo procedimientos coronarios.

El aparato también se utiliza para analizar aneurismas cerebrales, revisar enfermedades de las arterias carótidas y para intervenir obstrucciones del corazón, donde su aplicación es de gran impacto. Por lo general, los pacientes con enfermedad coronaria no tienen una sino varias arterias taponadas. "Con el equipo es posible determinar el porcentaje de obstrucción para saber cuál se debe intervenir con mayor prioridad", dice Jorge Mor, cardiólogo de la entidad.

El examen consiste en hacer una punción en la ingle derecha para tomar la arteria femoral e introducir un catéter, que viaja hasta las coronarias o hasta la arteria que se quiere examinar. Luego se suministra el medio de contraste. El equipo hace un barrido de lado a lado y de arriba abajo del paciente, y luego reconstruye la imagen. Con los aparatos de tecnología anterior era necesario inyectar más medio de contraste para lograr las radiografías, que eran imágenes en un solo plano.

Las enfermedades vasculares cobran cada año miles de vidas en Colombia. Con el nuevo angiógrafo será posible tener datos más precisos y confiables del sistema vascular para determinar un tratamiento rápido que mejore el pronóstico y la calidad de vida del paciente.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.