Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/28/1993 12:00:00 AM

CON E DE VITAMINA

Nuevos estudios muestran que la vitamina E reduce considerablemente el riesgo de bloqueo de las arterias.

CON E DE VITAMINA
DOS ESTUDIOS cuyos resultados fueron dados a conocer la semana pasada señalan que la vitamina E puede reducir significativamente el riesgo de enfermedad coronaria o de muerte por bloqueo de las arterias.
Los estudios realizados por investigadores de Cambridge y de Boston -y cuyos resultados fueron publicados por The New England Journal of Medicine- mostraron que en aquellas personas que tenían un alto consumo diario de vitamina E, la enfermedad coronaria se presentaba en una rata del 40 por ciento más baja que entre aquellos que consumían pocos alimentos que contienen este nutriente.
Pero los más significativos efectos preventivos se encontraron en personas que consumen altas dosis de alimentos que la contienen, así como suplementos de la vitamina. Los niveles más altos de protección fueron encontrados en personas que habían consumido 100 IU (international units) de vitamina E al día durante más de dos años. La recomendación general diaria es de 15 IU aunque la mayoría de las personas consumen un poco más de 25, provenientes de alimentos como aceites vegetales, germen de trigo, semillas, granos enteros y nueces. Lo que quiere obtienen a partir de una dosis casi 10 veces superior a la recomendada a nivel nutricional.
Según los investigadores, esta vitamina, que es un antioxidante, puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca por sus efectos sobre las lipoproteínas de baja densidad -el llamado colesterol "malo"-. Al parecer, la vitamina E puede ayudar a minimizar la oxidación del LDL. El doctor Claude L'Enfant, un experto en enfermedades coronarias que analizó los resultados de los estudios, explicó que el efecto protector se debe a la capacidad de la svitamina E para sprevenir la oxida- tión de las grasas la sangre, una acción bioquíca similar a la que hace que la mantequilla se vuelva rancia.
Cuando las lipoproteínas de baja densidad pasan el proceso de oxidación, se adhieren con mayor facilidad a las paredes de las arterias. Al bloquear la oxidación, la vitamina E neutraliza en algo el riesgo de infarto asociado con el colesterol.
Los investigadores hicieron un seguimiento a una población de 120 mil personas -80 mil mujeres y 40 mil hombres- entre los 35 y los 70 años, por un período de cuatro y ocho años, analizando no sólo el consumo de alimentos y de suplementos de vitamina E, sino también sus hábitos de vida. Aunque se vio que aquellos que toma ban más altas dosis de vitaminas- tendían también practicar más ejercicio y tenían un más saludable estilo de vida, cuando los investigadores eliminaron tales factores diferenciales se encontró una mayor ventaja entre aquellos que habían tomado 100 unidades de la vitamina diariamente durante dos años. Entre aquellos que tomaban sólo la dosis recomendada (15 unidades), o incluso el triple de esta cantidad, tales beneficios no se presentaban.
Esto viene a confirmar la vieja práctica popular, especialmente entre los norte americanos, de ingerir diariamente altas dosis de vitaminas, minerales y nutrientes como una forma efectiva y barata de prevenir las enfermedades. Sin embargo ante la pregunta de si debe la gente empezar a consumir altas cantidades de suplementos vitamínicos para asegurar la prevención del infarto, los investigadores se muestran cautelosos. La razón para ello es que hasta el momento no se conocen los efectos secundarios que puedan tener la ingestión de vitaminas en grandes cantidades y durante un tiempo prolongado. "Estas al fin y al cabo también son drogas y sus efectos colaterales deben ser analizados antes de hacer una recomendación", señala el doctor L'Enfant. Y agrega que de todas formas, más allá de los beneficios que pueda ofrecer la vitamina E, lo cierto es que hacer ejercicio, bajar el consumo de grasas y dejar de fumar siguen siendo la mejor prescripción para prevenir la enfermedad coronaria.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.