Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/12/1989 12:00:00 AM

DIAS DIFICILES

El síndrome premenstrual no es, como muchos creen, una disculpa de las mujeres para trabajar menos y llorar mas.

Para algunos es puro cuento. A pesar de las múltiples investigaciones que comprueban que es una enfermedad, muchos creen que es cosa de mujeres, excusas para trabajar menos y sobar más. Hoy se sabe que el síndrome premenstrual es un mal que aqueja a millones de mujeres, mes tras mes en todo el mundo.

Aunque todavía no se sabe exactamente qué es y por qué se presenta, está comprobado que la mayoría de las mujeres experimentan cambios físicos y sicológicos antes de la menstruación y que todos estos tienen una explicación biológica. Algunas de ellas experimentan cambios tan severos, que la comunidad médica ha dedicado gran parte de su atención a esta enfermedad en los últimos años.
Los científicos utilizan el término síndrome premenstrual para referirse al conjunto de cambios que están relacionados con el ciclo menstrual. Pero a pesar de sus esfuerzos, es mucho lo que todavía no se sabe. Se cree, por ejemplo, que los síntomas se presentan debido a cambios hormonales que ocurren en el cuerpo, pero hasta hoy no han podido comprobar que haya diferencias en la cantidad o cualidad de hormonas en las mujeres que sufren de SPM y las que no sufren del síndorme.

Las cifras sí son claras y demuestran que más o menos tres cuartos de las mujeres experimentan cambios físicos y emocionales, y que el 10% de estas sufren síntomas tan severos,que sus actívidades se ven afectadas.

Los estudios más recientes demuestran que no hay un solo síndrome, sino que en realidad suceden varios cambios en el organismo de la mujer, cada uno de los cuales puede presentarse por razones diferentes, e incluso pueden variar de ciclo a ciclo.

Los síntomas más notorios se presentan uno o dos días antes de la menstruación y entre los más frecuentes se cuentan la retención de agua, el aumento de peso, dolor en el abdomen, falta de energía, dolores de cabeza. Se ha visto también que en estos días se agudizan las enfermedades crónicas tales como las alergias, epilepsia, bulimia, anemia y migrañas.
Los síntomas emocionales tipicos son la depresión, la irritabilidad, la ansiedad y un sentimiento de haber perdido el control sobre la vida.

Un estudio realizado en la Universidad de Columbia concluyó: .Solamente un cuarto de las mujeres no experimentan problemas premenstruales o experimentan problemas mínimos.
.Más o menos un tercio de ellas reportan cambios emocionales leves, que son solamente notorios para sus allegados, pero que no interrumpen sus actividades normales.
.Una décima parte de las mujeres experimentan síntomas muy severos que interrumpen su trabajo y pueden ser perjudiciales para sus relaciones.
Estas mujeres tienen inclusive probabilidades de perder su trabajo o a su compañero.

Se sabe que los síntomas premenstruales están relacionados con las distintas hormonas producidas durante el ciclo menstrual. Una histerectomía, cirugía en la que se remueve el útero, no remedia el síndrome. Con la llegada de la menopausia generalmente se remedia, aunque un pequeño porcentaje de mujeres continúan tomando hormonas que pueden causar algunos de los sintomas asociados con el SPM.

Los médicos aseguran que lo más importante es que las personas sean conscientes de la existencia de esta enfermedad. Sugieren que las mujeres que sufran de este síndrome deben estar pendientes de su calendario y de los cambios que experimentan para poder prevenir a sus familiares y a aquellos que las rodean. Se deben evitar la cafeína, el alcohol, las grasas, la sal y el dulce. En algunas mujeres es posible que sea necesario continuar esta dieta estricta durante todo el mes, para así evitar problemas durante el período. Los ejercicios, como los aeróbicos, trotar, nadar, saltar lazo, o montar en bicicleta parecen ser de gran ayuda, posiblemente porque disminuyen las tensiones.

Respecto a las drogas que pueden ser utilizadas, todavía no se sabe mucho. Algunos diuréticos pueden ayudar a aliviar síntomas físicos como la retención de agua y el aumento de peso, pero no tienen ningún efecto sobre los síntomas emocionales. La vitamina B-6, en dosis de 500 miligramos diarios es una gran ayuda, pero no está claro si en dosis menores la droga sea efectiva. Las drogas más utilizadas hoy en día son los anticonceptivos y la progesterona, pero la mayoría de estudios han demostrado que estos no alivian significativamente los síntomas. En la universidad de Columbia se comprobó que las mujeres que experimentan depresión y una disminución en su capacidad para concentrarse, pueden beneficiarse con droga dextroanfetamina que disminuye el apetito y estimula el sistema nervioso. Las drogas antidepresivas pueden ayudar en algunos casos, pero generalmente causan sueño e impiden desarrollar las actividades normalmente.

Aunque todavía falta mucho por investigar, estos estudios demuestran que el síndrome premenstrual no es solamente un cuento de sus víctimas.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?