Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/30/2002 12:00:00 AM

Dulces sueños

Una novedosa técnica que emplea energía de ondas de radio se ha convertido en una terapia para acabar con los ronquidos.

La mayoria cree que la víctima de un roncador es la persona que duerme a su lado. Y aunque sí es una pesadilla tratar de conciliar el sueño escuchando un ruido parecido al de una locomotora la verdad es que quien ronca es la persona más afectada con su propio problema. Se trata de una condición que comienza como algo intrascendente, que no pasa de verse como otro rasgo de un individuo, pero se puede convertir en una enfermedad peligrosa.

Hay quienes desarrollan enfermedades coronarias, como hipertensión y arritmias, por roncar. También genera agotamiento y somnolencia durante el día porque el individuo -aunque no lo recuerde- no puede dormir bien por culpa de sus propios ruidos. Y aquellos bien avanzados en la materia sufren más porque la obstrucción que genera el ronquido impide el paso del aire. Esto significa que se quedan sin oxígeno por períodos muy cortos, un proceso que se conoce como apnea de sueño.

Cuando las apneas se vuelven muy frecuentes -30 por hora- el ronquido genera estragos en el organismo. Eso para no hablar del aislamiento social que llegan a sufrir estas personas: sus familiares se burlan de ellos, deben soportar codazos de sus cónyuges y en casos más graves que los echen de la alcoba. En las vacaciones en grupo todos rezan para no quedar en el mismo cuarto con quien padece este mal.

Teniendo en cuenta el drama que constituye roncar un grupo de médicos de la Clínica del Country están ofreciendo una nueva tecnología para el tratamiento de este problema. Se trata de un equipo de radiofrecuencia con temperatura controlada, el cual busca quemar con esta energía el tejido que obstruye el paso del aire. Sólo requiere anestesia local y la intervención dura apenas 15 minutos.

La causa de la obstrucción puede ser un bajo tono muscular, lo cual hace que la lengua se vaya para atrás cuando la persona duerme. Cuando la lengua y la garganta chocan se produce una vibración que en algunas personas puede ser tan alta como el ruido que produce el motor de una máquina de cortar el prado. Otros tienen un excesivo desarrollo de los tejidos de la garganta o una anormal longitud del paladar blando y de la úvula (campana). Un bloqueo en la nariz también causa obstrucción y ronquido. Hay otros factores, como el alcohol, tomar ciertos medicamentos y comer en forma abundante antes de dormir que provocan los ronquidos. En estos casos el tratamiento puede ser tan sencillo como hacer ejercicio para afinar el tono muscular, dejar de tomar alcohol en la noche o tener una buena dieta para bajar de peso.

Pero cuando hay problemas estructurales es necesaria una intervención más drástica. El nuevo equipo, un desarrollo estadounidense que surgió en 1995, es una de las opciones actuales. El paciente tiene primero que ser muy bien diagnosticado, y para ello requiere completar una serie de exámenes. En caso de que este procedimiento sea el indicado el paciente recibe anestesia local en la zona donde se va a colocar la radiofrecuencia, un tipo de energía que está dentro del espectro de los 456 kilohertz. El médico acciona el aparato en la zona indicada, dispara el rayo y las células se deshidratan creando una lesión. Como el aparato puede controlar la temperatura no se pierde la estructura de los tejidos. "Además no hay sangrado y el dolor es mínimo", dice el otorrinolaringólogo Félix Párales. El efecto se ve a las cuatro semanas, cuando la lesión se absorbe y el tejido se contrae dejando libre el paso del aire (ver gráfica). Algunos pacientes requieren más intervenciones pero los expertos aseguran que el resultado es para siempre.

Además señalaron que tratar este problema es muy importante pues se trata de una condición que evoluciona. Al principio el ronquido puede ser simple pero, de no tomar medidas a tiempo, la persona debe hacer más presión para recibir aire y esto provoca un aumento de los tejidos de la garganta. Así, lo que era una situación poco trascendente puede convertirse en un verdadero problema.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.