Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1987/03/30 00:00

EL DRAMA DE LA DAMA

Los problemas de alcohol y droga de la esposa de Gerald Ford son tratados por la T.V. norteamericana

EL DRAMA DE LA DAMA

"Me parece que estás cansado, Jerry. ¿Nos tomamos un trago?". La anterior pudo haber sido una frase común en la Casa Blanca durante el fugaz gobierno del presidente Gerald Ford, cuando la primera dama de entonces, Betty, iniciaba un drama personal de alcohol y drogas que estallaría un par de años más tarde. No era la clase de alcohólica que se derrumba en público mientras dice incoherencias. Su situación había sido mantenida bajo una cortina de discreción, hasta que la misma señora Ford la aceptó y se sometió a tratamiento en un hospital naval de los Estados Unidos.

Su adicción es el principal enfoque de una producción especial de la cadena de televisión ABC, que se está presentando en los Estados Unidos esta semana. Se trata de un perfil diferente al que habitualmente se usa cuando se trata de dramatizar la vida de personas famosas que aún viven.
Generalmente ese tipo de biografías terminan siendo una glorificación impenitente de su protagonista. No en este caso. A pesar de que el tono de la producción es abiertamente favorable a la señora Ford, el especial énfasis puesto en su problema de adicción la hace muy especial.

Betty Ford se resistió durante cinco años a que su problema fuera tratado abiertamente en una produccion televisiva. El productor ejecutivo de la obra, David L. Wolper, recuerda qué planteó por primera vez la posibilidad en 1981, pero que en esa época la señora Ford "no estaba preparada para ello. Era un asunto demasiado emocional. Estaba nerviosa con la posibilidad de que su problema fuera expuesto ante millones de personas".
Sin embargo, eso mismo parece ser lo que finalmente la llevo a aprobar la producción, en la idea de que su historia podría llevar a muchos a aceptar su propio problema.

"La historia de Betty Ford" comienza con la renuncia de Richard Nixon en 1974 y cubre los siguientes añós de la vida pública y privada de la señora Ford. Termina con el reconocimiento de sus problemas de alcohol y drogas, su exitoso tratamiento en un hospital naval y su decision de crear el Centro Betty Ford para el tratamiento de adictos.

Gena Rowlands, actriz que desempeñará el papel de la señora Ford, dice que lo más interesante es que ella se recuperó plenamente. "Muchas personas con esos problemas pueden ser tratadas con éxito, y yo espero que la película las animará a buscar ayuda". --

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.