Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/29/1990 12:00:00 AM

FE DE RATAS

La diabetes podría reversarse en humanos, tras éxitos en experimentos en el timo de los roedores.


La humanidad, de nuevo, está en deuda con las ratas. Esta vez, la cuotade sacrificio de estos odiados roedores corre por cuenta de los experimentos realizados por investigadores del Centro Médico de la Universidad de Pensilvania. Allí, la diabetes de 10 de 13 ratas fue completamente curada mediante la implantación de células pancreáticas productoras de insulina en el timo de los animales.

La nueva técnica de usar el timo como receptor del trasplante de células podrìa tener implicaciones importantes para el tratamiento de los seres humanos que dependen de la insulina para sobrevivir.
Más allá, si se logra su adaptaciòn exitosa, podrìa ser la clave para facilitar el trasplante de otros òrganos humanos, como el corazòn, el hìgado y los riñones.

La insulina es una sustancia que el organismo requiere para metabolizar, esto es, descomponer el azúcar, y es producida por conjuntos de células "islote", que recuerdan a las pasas en el pan.

Los diabéticos dependientes de la insulina sufren la destrucciòn de esas células, a través de un proceso que aún no se conoce por completo, pero que convierte a la diabetes en una enfermedad mortal.
Las complicaciones que produce comprenden el ataque cardiaco, la ceguera, la falla de los riñones y muchas más. El tratamiento que se explora en Pensilvania tiene que ver con los enfermos más graves, aquellos que dependen absolutamente de la aplicaciòn de insulina para poder sobrevivir.

Los experimentos, revelados en el último número de la revista especializada Science, se llevaron a cabo en ratas cuya diabetes no erahereditaria sino inducida.
La supervivencia por más de 100 dìas, de las células trasplantadas, es considerada en términos científicos como"permanente". En los experimentos, las células "islote" sobrevivieron al menos 200 dìas, en plena producciòn de insulina
La novedad consiste en que durante más de una década, los investigadores de la diabetes habìan usado el hìgado, los riñones y el bazo como receptores de los trasplantes. Pero en esos experimentos anteriores, las células "islote" casi siempre Pran rechazadas por el organismo en pocos dìas, a menos que fueran protegidas con grandes dosis de drogas inmunosupresoras. El director del experimento de Pensilvania, el profesor Ali Naji, dijo que su equipo escogió el timo por cuanto sospechaban que esa glándula carente de conductos era uno de los órganos "privilegiados" para trasplante, por su escasa conexiòn con el sistema inmunològico del organismo.

Allì reside otra parte importante del experimento. En efecto, por cuanto el timo no envìa "mensajes de alarma" al sistema inmunològico del organismo, las células extrañas pueden permanecer allì por largo tiempo. Eso abre la posibilidad, por ejemplo, de que se preimplanten allì células que más tarde podrìan ser retrasplantadas a los òrganos afectados. Por efecto de su larga permanencia en el timo, esas células ya no serìan identificadas como extrañas, lo que evitarla el uso de las tòxicas drogas inmunodepresoras.

Aún faltan algunos años para que las perspectivas del timo puedan ser apreciadas en su total dimensiòn. Pero lo cierto es que, a la vuelta de un tiempo, los trasplantes podrian facilitarse enormemente, gracias a esa pequeña glándula y, por supuesto, a la involuntaria contribuciòn de las ratas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.