Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1990/10/08 00:00

HEPATITIS: DE LA A A LA E

El desconocimiento sobre las hepatitis virales puede conducir a cometer errores fatales.

HEPATITIS: DE LA A A LA E

Tal vez lo único que el hígado no regula es el amor. Sin embargo, también necesita un poco de él pues la verdad es que este maravilloso laboratorio del cuerpo humano es el órgano que más sufre por los excesos. Sus dos enemigos son el alcohol y la hepatitis.
En el primer caso, para dar un ejemplo, los colombianos gastan el 40% de su presupuesto en alimentos, bebidas y tabaco, y destinan apenas el 4% para los cuidados de salud. En el país existen 900.000 alcohólicos cronicos. De 20 millones de adultos, el 46.5% bebe con cierta frecuencia. Según los especialistas, si una persona ingiere 3 onzas diarias de alcohol durante cinco años consecutivos, el tejido hepático deja de ser elástico y se toma en una masa fibrosa y dura y pierde su tamaño. A esto se le llama cirrosis, una enfermedad que junto con las hepatitis virales y el cancer del hígado, se encuentra entre las afecciones más comunes y letales.
"Al hígado se le culpa de todo. Desde las náuseas hasta el dolor de cabeza -dice el médico internista Carlos Sanchez David, especialista de la Clínica San Pedro Claver de Bogota-, sin embargo se le presta poca atención y en muchos casos, los tratamientos de la hepatitis siguen orientados por ese absurdo manual de la mitología curativa". Algunas de las creencias erróneas más comunes sobre la hepatitis son el reposo absoluto y la dieta con cuajada. Pocas personas saben que estos conceptos han sido revaluados "Varios estudios clínicos realizados en los últimos años han demostrado que el ejercicio físico moderado no es perjudicial. En Vietnam, por ejemplo, soldados con hepatitis estuvieron presentes en el campo de batalla. Respecto a la dieta, no hay reglas fijas. Esta puede diseñarse de acuerdo con la tolerancia y el apetito del paciente", señala el es pecialista.
En el 50% de los casos la hepatitis no presenta síntoma alguno y no es necesario ponerse amarillo para saber que se tiene. Por eso es importante un mayor control médico.
Aunque actualmente no existen estadísticas confiables que determinen la verdadera dimensión de las diferentes clases de hepatitis, un estudio realizado en la Clínica San Pedro Claver de Bogotá ha establecido que la prevalencia del anticuerpo es superior al 90%. Esto quiere decir que la gran mayoría de los pacientes se ha puesto en contacto con esta enfermedad y ha creado anticuerpos. "Aquí, la hospitalización se da más por razones de tipo social que científico, y es muy rara, salvo que el paciente presente indicios de una hepatitis fulminante, en ocasiones causada por culpa de la automedicacion".
Una de las razones más frecuentes de contagio son las transfusiones de sangre. Según un estudio de la Organización Panamericana de la Salud, realizado hace diez años, el 1% de los donantes voluntarios son portadores de la hepatitis B. Otro estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud en el país, en 1981, reveló que de una muestra de 500.000 personas, habitantes de tres áreas geograficas colombianas, el 4.7% era portador del mismo virus, hepatitis B.
El término hepatitis quiere decir inflamación del hígado, ya sea por enfermedades comunes tóxicas o por infección, la mayoría de las veces provocada por virus. Se conocen cinco clases de hepatitis virales: A,B,C,D y E. El tipo A es la más común y la más leve. La B es la más peligrosa y difundida. La hepatitis C es muy similar a la B. Y la hepatitis D, uno de los hallazgos científicos más importantes realizados en los últimos años, tiene una alarmante prevalencia en algunas regiones colombianas. A nivel científico mundial, la sierra nevada de Santa Marta, la región del Darién, la amazonia y algunos lugares del Magdalena, y últimamente del Urabá, son conocidos por esta razón.
Pero ¿qué significa ser portador del virus? Tener en la sangre el elemento biológico que transmite la enfermedad, aunque los sistemas de defensa del organismo eviten que se desarrolle. Una persona puede vivir con este virus contagiando a otras sin saberlo. Esta se transmite por contacto sexual o de madre a hijo.
En el mundo se calculan actualmente 300 millones de portadores de la hepatitis B . Y una de las principales causas para haber llegado a esta alarmante cifra son las transfusiones de sangre. Por razones prácticas y económicas, los bancos de sangre no efectúan la serología para los diferentes tipos de virus.
Un estudio reciente realizado en la Clínica San Pedro Claver, señaló que de 60 pacientes a quienes se les ha practicado un trasplante renal en un período mayor de dos años, el 10% resultó positivo a la hepatitis B. "Esta es una cifra bastante alta -señala el doctor Sánchez-, que nos ha puesto en alarma. Por ello, se ha iniciado un estudio multicéntrico en Bogotá para llegar a cifras más exactas sobre él problema en los pacientes que han sufrido trasplantes y que están recibiendo tratamiento de diálisis".
La mejor forma de manejar las hepatitis virales es con la prevención. Pero si el virus ya existe, lo importante es que el médico determine si se trata de una hepatitis aguda o crónica, caso en el cual se inicia tratamiento con interferón.
Aunque la vacuna contra la hepatitis B existe desde hace varios años, ésta no se ha popularizado por dos razones. En primer lugar, su alto costo. En segundo lugar, por el desconocimiento que de ella todavía existe entre los especialistas de la salud. Sin embargo, hay otras razones que han influido para que el uso de la vacuna no se haya generalizado en la forma como debiera. En Estados Unidos, donde ya se aplica, la hepatitis no ha bajado su frecuencia porque la primera vacuna era derivado de suero humano y, en el momento en que se descubrió el sida, se pensó que este fluido transmitía la terrible enfermedad. Pero un tiempo después, la comunidad científica sacó una vacuna sintética, que no tiene relación con sangre ni suero de pacientes. Próximamente, la Organización Mundial de la Salud piensa producirla a razón de un dólar por dosis.
Uno de los sectores de población más vulnerables a la hepatitis es el personal médico. "Se sabe que el riesgo de morir por este virus es mil veces mayor paro un profesional de la salud que la posibilidad de adquirir el sida. En Colombia, he visto morir a tres médicos por culpa de la hepatitis B -señala el médico Rafael Claudino Botero, de la Asociación Colombiana de Hepatología.Pero en los próximos años este panorama cambiará y nadie tendrá excusas para no vacunarse" .
Precisamente, para actualizarse en este tema, la Asociación, con el patrocinio del Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación, Inravisión y los Laboratorios Schering Undra, realizarán del 12 al 14 de septiembre el Primer Simposio Internacional de Hepatología. El primer dia, de 8 a 9 de la mañana, se transmitirá en directo por las dos cadenas de televisión un panel de especialistas, donde los médicos del país podrán hacer sus consultas telefónicamente. Como invitados estarán el especialista Rafael Esteban, del Hospital de Barcelona y Kirsten Visoná, del Centro de Investigaciones de la Universidad de Luisiana, dos autoridades internacionales en el tema, quienes centraran sus ponencias en los últimos estudios sobre hepatitis C y E, y el tratamiento con interferón.
Lo cierto es que el temor al sida ha dejado rezagada la lucha contra la hepatitis, y ésta es igualmente contagiosa y mortal.

Caracteristicas más importantes de la infección por virus A, B, C, D y E

TIPO A TIPO B TIPO C TIPO D TIPO E
TRANSMISION: Fecal-oral Precutánea Precut. Precut. Fec.-Or.
y perinatal
venérea

PERIODO DE
INCUBACION (Dias) 20 a 37 60 a 110 35 a 70 Igual a 10 a 56
la B
PREVALENCIA Niños y 2 a 5% 80 a 90% Zonas Epidem.
adultos población hepatitis epidem. en
jóvenes general postrans. en Col. Asia.

CURSOS DE LA No prog. Cronisid. Cronisid. Cronisid. No pr.
ENFERMEDAD la cron. 1 a 10% del 50% Comun. cronis.

PREVENCION Gammagl. Gammagl. Precaus. Vacuna Agua
y Vacun. y vacuna con sang. Hep. B

MORTALIDAD 0.20% 0.3% A Probabl. 2 a 20% 1 a 2%
1.5% May. B 1 a 15
embara

CANCER HEPATICO NO NO NO NO NO

EN COLOMBIA SI SI SI SI Desc.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.