Martes, 21 de febrero de 2017

| 2007/07/21 00:00

Jóvenes rumiantes

Un nuevo estudio revela que hablar mucho de los problemas con las amigas puede afectar la salud mental de las adolescentes.

Jóvenes rumiantes

¿En qué se parecen las adolescentes a las vacas? En que ambas son rumiantes. No se trata de un chiste flojo, sino de que ellas son especialistas en 'masticar' y darles vueltas a sus problemas una y otra vez sin llegar a ninguna solución. Y para eso, se suele creer que no hay nada mejor que un buen amigo dispuesto a escuchar y a dar consejo. Pero un estudio de la Universidad de Missouri-Columbia contradice esa opinión y asegura que uno de los factores de depresión más comunes entre las niñas entre 8 y 15 años es precisamente hablar de los problemas con sus pares. A este fenómeno se le conoce como corrumiación y termina amplificando la magnitud de los problemas, ya que insistir en ellos sin resolverlos genera ansiedad y depresión. Según la investigación, que duró seis meses y fue hecha con 813 jovencitos de ambos sexos, aunque los niños también corrumian, ellos no se deprimen. Los expertos aseguran que las adolescentes se preocupan por cosas como su apariencia personal o la aceptación en un grupo, y que si bien desahogarse con los amigos no está mal, lo más adecuado es que busquen consejo en alguien con experiencia que no tenga sus mismas limitaciones. Otra buena idea es desarrollar actividades que les ocupen la mente para que no tengan tiempo de seguir enredando la madeja.
***
 
Verduras sin efectos
 
Para evitar que el cáncer de seno reaparezca, los investigadores se han concentrado en tres factores: perder peso, hacer ejercicio y comer una dieta rica en vegetales y frutas. Pero en este último aspecto han nacido dudas. Un nuevo trabajo, realizado entre pacientes que habían sido tratados por cáncer de seno y que tomaron una dieta que incluía cinco platos de frutas y vegetales diarios, buscó esclarecer el verdadero alcance de estos alimentos para ese efecto. Lo malo es que el trabajo, publicado en la revista de la American Medical Association, Jama, no encontró dicho beneficio. Se analizaron dos grupos de mujeres, uno que había hecho la megadieta de frutas y verduras y otro que simplemente había recibido cartillas sobre los beneficios de una dieta balanceada. Luego de siete años de seguimiento se encontró que el cáncer regresó en la misma proporción a mujeres de ambos grupos. Los expertos en el tema opinan que la investigación deja a la ciencia de nuevo en un punto de partida y que ahora se tendrá que estudiar si adicionalmente a la dieta, es necesario analizar factores como estilo de vida, la actividad física y el peso, en la reaparición de este mal.
***
 
Vitamina C: Se derrumba el mito
 
La mayoría cree en los poderes de la vitamina C para reducir la severidad o la duración de las gripas. No obstante, un estudio realizado por la Universidad Nacional de Australia en conjunto con la de Helsinki, el cual tenía como meta revisar otros 30 trabajos sobre el tema, encontró que la dosis de 200 miligramos diarios no lograba tener un impacto en estas enfermedades. Los investigadores encontraron que la duración de la gripa se reducía en adultos 8 por ciento, y en los niños, 13,6 por ciento. La buena noticia es sólo para quienes están expuestos a altos niveles de estrés, como los maratonistas. Si la gripa es severa, grandes dosis podrían tener un efecto benéfico. En resumen, los autores piensan que no vale la pena tomar vitamina C todo el año, pues el costo es mayor que el beneficio, más aun si la dosis estudiada se puede consumir en la dieta diaria. El consumo de vitamina C sólo se justificaría en el caso de tener una gripa muy severa o un gran estrés físico, en cuyo caso, el riesgo de contagiarse se vería reducido a la mitad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.