Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/10/2007 12:00:00 AM

Kilo malo, kilo bueno

Por primera vez un estudio muestra que cada nivel de peso de las personas acarrea sus propios riesgos de enfermedades mortales.

Hace dos años un estudio levantó una polémica entre los médicos, pues concluía que las personas con sobrepeso tenían un índice de mortalidad más bajo que las personas con peso normal, los obesos o los muy flacos.

Esta afirmación, que contradijo lo que hasta entonces se daba como un dogma (que la gente con sobrepeso tiene más riesgos), ocasionó un debate de tales proporciones, que el mismo grupo decidió profundizar en el tema y explicar esos hallazgos. Para ello analizaron por primera vez las posibles causas de muerte asociadas a los niveles de peso: bajo, normal, sobrepeso y obesidad. Encontraron que el panorama general es más complejo de lo que se pensaba. Las personas con sobrepeso, por ejemplo, son menos propensas a morir porque tienen menos riesgo de padecer enfermedades como el mal de Alzheimer, parkinson e infecciones pulmonares. Los obesos y los flacos tienen índices más altos de mortalidad que la gente normal. Los obesos, por su parte, no tienen un riesgo adicional de morir de cáncer, sino que mueren más, como era de esperarse, de enfermedad coronaria. Su riesgo de morir de ciertos tipos de cáncer asociados con obesidad como las de colon, páncreas, seno, esófago y útero no fue mayor que el de las personas con peso normal.

Los resultados tan inesperados de este nuevo estudio, publicado en el Journal of the American Medical Association, generaron una polémica tan airada como la anterior. Los científicos aún no se ponen de acuerdo en quién tiene la razón.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.