Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/23/2004 12:00:00 AM

La salud en exhibición

Se lanza un proyecto para crear el primer museo de medicina en Colombia.

El toracoscopio, el equipo de neumotórax, las esferas de leucita y el estroboscopio son algunos de los aparatos que se usaron hace más de medio siglo para tratar la tuberculosis. Los medicamentos que fueron apareciendo para esta enfermedad los volvieron obsoletos y por ello, en el mejor de los casos, fueron relegados a los cuartos de san Alejo de los hospitales. La mayoría de los instrumentos que utilizaban los médicos generaciones atrás fueron vendidos como chatarra y a los centros médicos llegaron tecnologías más innovadoras. Y aunque los avances han sido bienvenidos, a un grupo de médicos les pareció de gran valor recuperar todos estos objetos que antaño salvaron vidas.

Aunque esos aparatos no son útiles hoy, hacen parte de la historia de la medicina y de la lucha contra las enfermedades. Aparatos, documentos, utensilios e instrumentos harán parte de una original institución: el Museo de las Ciencias de la Salud, un proyecto que adelantan el Hospital San Carlos, la Universidad Nacional y el Instituto Nacional de Salud.

Estas tres entidades ya han reunido más de 10.000 piezas. El Hospital San Carlos, que fue un reconocido sanatorio para tuberculosis, aportará el instrumental, los equipos e historias clínicas. Incluso guardan los cinematógrafos para proyectar películas a los enfermos, quienes debían pasar hasta dos años recluidos. La Universidad Nacional tiene los equipos más antiguos, así como documentos que dan cuenta de cómo se practicaba la medicina en el Hospital San Juan de Dios. El Instituto Nacional de Salud aportará la historia de la salud pública. "Están los equipos con los que se preparaba la vacuna de la viruela", dice Héctor Maldonado, director de la Fundación Museo.

Todos estos objetos hacen parte del patrimonio científico de un país. Aunque ninguna de las piezas de la colección es una antigüedad pues no tienen más de 100 años, "si se preservan lo serán", dice Enrique Cid, un español experto en museos de medicina que está asesorando a la fundación. Su exhibición le permitirá aprender sobre la naturaleza, la causa y las manifestaciones de las enfermedades. Con los objetos, además, se podría complementar la historia de la medicina, la cual se ha escrito a partir de la teoría. "Cómo hablar de las bacterias si no se habla del microscopio", dice Cid.

El museo tendrá como sede una antigua casa de tres pisos ubicada en la calle 18 con carrera octava en Bogotá. El costo es de 3.000 millones de pesos, suma que la fundación espera reunir con donaciones y patrocinios de la empresa privada. Una vez se consiga esta meta el museo tardaría año y medio en abrir sus puertas y el de Colombia sería en uno de los 200 del mundo sobre el tema.

Según Maldonado, observar la historia de la medicina ayuda a que quienes hoy trabajan con mejores tecnologías vean el esfuerzo que se hacía en el pasado para salvar vidas. "La endoscopia no apareció de un momento a otro. Todo responde a un proceso evolutivo y para todos los equipos de hoy hubo un precursor", dice Maldonado.

Las esferas de leucita, por ejemplo, se usaron en los 40 y 50 para rellenar la cavidad torácica cuando a un paciente con tuberculosis se le tenía que quitar parte del pulmón. Su objeto era evitar que esa parte se infectara y eran ideales pues su material no permitía rechazo. Luego se dejaron de usar y si no fuera por las monjas que guardaron algunas nadie sabría, ni los médicos, que fueron clave para mantener con vida a los pacientes. La prueba es que cuando un viejo paciente de Maldonado que tenía estas esferas fue a tomarse hace poco un examen de rayos X, el radiólogo escribió: "El paciente muestra múltiples quistes en el lóbulo superior derecho". El museo será testimonio de la lucha que ha librado el ser humano por salvar vidas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.