Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2008/10/11 00:00

Las 12 plagas

El calentamiento global podría hacer que se generalice en el planeta una serie de enfermedades. Un reciente informe dio el campanazo de alerta.

Del ébola es poco lo que se sabe. Lo único que se ha podido establecer es que sus brotes se presentan en épocas de sequía o luego de fuertes lluvias

El cambio climático no sólo sube la temperatura y el nivel del mar, sino que produce un impacto en la salud de los organismos vivos, incluido el hombre. Un informe de la Sociedad de Conservación de la Fauna Salvaje (WCS, por su sigla en inglés) encendió las alarmas al revelar una lista de 12 enfermedades que podrían empeorar con el calentamiento global. Entre el listado, que no es exhaustivo, se encuentran el cólera, él virus del ébola, la enfermedad de Lyme, la fiebre del valle del Rift, la gripa aviar, la fiebre amarilla y la tuberculosis.

La mayoría es causada por insectos o mosquitos que con los cambios de patrones climáticos en el mundo están buscando condiciones óptimas para sobrevivir, por lo cual se desplazan a nuevos lugares donde las encuentran. "Si la temperatura aumenta en una región o hay más precipitación, es posible que los microorganismos que antes no se veían se empiecen a detectar allí", explica Ricardo José Lozano, director del Ideam, instituto que trabaja en llave con el Ministerio de Protección Social y el de Agricultura para alertar de manera temprana a la comunidad ante posibles brotes.

Ni la noticia ni las enfermedades son nuevas. Pero que un organismo del prestigio y la seriedad de WCS, presente en 60 países, haga esta lista, es un campanazo de alerta que debería convencer a las autoridades de todos los países de monitorear de manera más exhaustiva estos organismos patógenos.

Ya se habían publicado reportes parciales. En 2002, científicos de la Universidad de Cornell revelaron un estudio que mostró la relación entre cambio climático y enfermedad. En 2005 la OMS relacionó algunos casos de paludismo, desnutrición y diarrea con el cambio climático. Este año, la revista Nature publicó un trabajo que muestra cómo en Europa se han detectado males que normalmente aparecían en sitios más cálidos de la Tierra, como uno en Dinamarca causado por la bacteria vibrio vulnificus, que habita en aguas templadas del Golfo de México.

En Colombia la malaria y el dengue tienen prioridad. Antes se consideraba que las poblaciones por encima de 1.800 metros sobre el nivel del mar estaban protegidas contra ciertos insectos más frecuentes en tierras calientes. Pero cuando el patrón del clima cambió en estas regiones altas, los mosquitos vectores de estas enfermedades podrían vivir en esas nuevas condiciones por más tiempo e infectar a más gente.

Recientemente en el Journal of American Association of Medicine un grupo de investigadores reportó que este mal, causado por el mosquito aedes aegipty, se estaba propagando en América del Norte a pesar de que es típico de zonas más tropicales.

De ahí la importancia del monitoreo. Según Steven Sanderson, presidente de la sociedad, "investigar estos microorganismos e insectos es crucial para predecir dónde aparecerán estas enfermedades" para que se pueda hacer planes de prevención y estos cambios no tomen a la gente por sorpresa.
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.