Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2006/10/28 00:00

Las causas del autismo

Recientes estudios indican que esta enfermedad puede estar relacionada con deficiencias en conexiones neurológicas o mutaciones genéticas.

Las causas del autismo

Según un estudio realizado por científicos de la Universidad de Washington, el autismo está relacionado con irregularidades en las conexiones neurológicas de la corteza cerebral. La investigación se realizó en 36 adultos, la mitad de ellos con autismo, a los cuales se les midió la actividad de sus células cerebrales a través de escáneres. Allí se descubrió que los autistas presentaban anomalías en las conexiones cerebrales del lóbulo temporal, encargado del lenguaje. La importancia de este estudio es que podría ayudar a la detección temprana de este mal y a la iniciación de terapias en niños. Esto les permitirá un mejor desarrollo y una mayor interacción con otras personas. Pero el autismo no sólo tendría que ver con el cerebro. Según otro estudio, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, una mutación genética aumenta el riesgo de padecer esta enfermedad. Se trata de un cambio en el gen MET, que es clave en el desarrollo cerebral. Aunque estos estudios son un paso adelante en la búsqueda de las causas del autismo, aún no se sabe a ciencia cierta qué es lo que lo produce.

hijo de tigre...

Mucha gente piensa que la cara que hacen para demostrar un estado de ánimo la han aprendido de la gente que los rodea. Sin embargo, un estudio de un grupo de investigadores de la Universidad de Haifa indica que las expresiones faciales son hereditarias y no adquiridas. Los científicos llegaron a esta conclusión después de estudiar a 21 personas ciegas de nacimiento y de comparar sus expresiones con las de sus familiares. El equipo médico les pidió a los voluntarios recordar experiencias felices o tristes y, además, los pusieron en situaciones de miedo para poder registrar sus rostros en cada momento y compararlos con los de sus familiares. El estudio demostró, además, que las expresiones negativas, como las de rabia o tristeza, son las que se copian más fielmente dentro de cada familia.

¡A dormir!

Aparte de los excesos con la comida y los hábitos sedentarios, ha aparecido un nuevo culpable de la obesidad infantil. Según un estudio de la Universidad de Bristol, dirigido por la doctora Shanrad Taheri, la falta de sueño está directamente relacionada con la gordura en los niños, ya que produce cambios hormonales. Todo está relacionado. Mientras menos energía se queme, más obesidad aparecerá. Los niños de hoy realizan poca actividad física y no necesitan dormir muchas horas para recuperar la energía perdida. Además, se distraen con aparatos electrónicos, como televisores, consolas de juego y computadores, lo que les quita tiempo de sueño. Por eso, la recomendación de los médicos para los padres es que manden a los hijos a la cama temprano y los alejen de las distracciones.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.